Paco Rabanne presentó su colección otoño/invierno 2012-2013, en el marco de la Semana de la Moda en París, en el Grand Palais de la ciudad.

Paco Rabanne presentó su colección otoño/invierno 2012-2013, en el marco de la Semana de la Moda en París, en el Grand Palais de la ciudad. En la década del 60, este arquitecto devenido en diseñador de moda saltaba al mundo de la alta costura, de la mano de una osada propuesta en la utilización de materiales poco convencionales: plástico, papel, espejos, pieles y metales. Hoy, a más de diez años de su alejamiento del mundo de la moda, y con el diseñador indio Manish Arora a la cabeza de la firma, los orígenes de la propuesta creativa original son reinterpretados. Y es que la herencia de la marca es sólida y atemporal, por lo que la nueva propuesta tiene un aspecto vanguardista, que no deja de ser, al mismo tiempo, elegante y sofisticado. Inspirada en la belleza inquietante de la cantante Françoise Hardy -ícono de la moda de la década de los 70-, la colección también toma su fuerza en el lenguaje arquitectónico que, fiel a las creaciones de la casa, no dejan de hacerse patentes sobre las figuras. La colección incluye prendas extravagantes y clásicas: vestidos largos y cortos, pantalones, sacos y tapados. Además, nuevas versiones del minivestido metálico, que lució Brigitte Bardot en una famosa fotografía de David Bailey. La misma suerte para el bolso de culto culto “69”, relanzado en la primavera de 2011, que vuelve en diferentes variaciones. En cuanto a los materiales, el cuero, los tejidos con pelo y los metales ganan protagonismo. La paleta de colores dominada, como siempre, por el oro y la plata, con destellos de azul, naranja, y algo de blanco y negro. Bajo la óptica de otro diseñador, los nuevos diseños de la casa refuerzan la filosofía de Paco Rabanne: la elegancia como una forma de ser, que tiene al equilibrio como su mejor aliado.+ En la década del 60, este arquitecto devenido en diseñador de moda saltaba al mundo de la alta costura, de la mano de una osada propuesta en la utilización de materiales poco convencionales: plástico, papel, espejos, pieles y metales. Hoy, a más de diez años de su alejamiento del mundo de la moda, y con el diseñador indio Manish Arora a la cabeza de la firma, los orígenes de la propuesta creativa original son reinterpretados.  
Y es que la herencia de la marca es sólida y atemporal, por lo que la nueva propuesta tiene un aspecto vanguardista, que no deja de ser, al mismo tiempo, elegante y sofisticado. Inspirada en la belleza inquietante de la cantante Françoise Hardy -ícono de la moda de la década de los 70-, la colección también toma su fuerza en el lenguaje arquitectónico que, fiel a las creaciones de la casa, no dejan de hacerse patentes sobre las figuras.  
La colección incluye prendas extravagantes y clásicas: vestidos largos y cortos, pantalones, sacos y tapados. Además, nuevas versiones del minivestido metálico, que lució Brigitte Bardot en una famosa fotografía de David Bailey. La misma suerte para el bolso de culto “69”, relanzado en la primavera de 2011, que vuelve en diferentes variaciones.
En cuanto a los materiales, el cuero, los tejidos con pelo y los metales ganan protagonismo. La paleta de colores dominada, como siempre, por el oro y la plata, con destellos de azul, naranja, y algo de blanco y negro.  
Bajo la óptica de otro diseñador, los nuevos diseños de la casa refuerzan la filosofía de Paco Rabanne: la elegancia como una forma de ser, que tiene al equilibrio como su mejor aliado.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend