Dinámica de encaje, I (uno) es la primera muestra individual de Osías Yanov, luego de un período en el cual se abocó al trabajo colectivo junto a Rosa Chancho y a la producción de experiencias en espacios privados, como su taller, o becas y residencias. Del 10 de octubre al 10 de noviembre. Galería Inmigrante, Perú 1064, CABA.

Este proyecto parte de dos líneas de investigación: por un lado, experimentaciones sobre sadomasoquismo sin su componente sexual con una colega artista, en las cuales buscaba poner en tensión la resistencia del cuerpo, para pasar a un estado más allá del dolor, donde el cuerpo pone un alerta sensorial sobre su contexto, y logra una ubicuidad donde puede sentirse el presente. Y, por el otro, un acercamiento a las teorías de post género de la pensadora española Beatriz Preciado; y otro acercamiento, si se quiere, de campo, al mundo de travestis y transexuales y las políticas de género en la ciudad.

A partir de este primer momento, Yanov comenzó a diseñar y construir máquinas que trabajan sobre la resistencia del cuerpo. Ya como observador y no protagonista directo de la experiencia, invitó a distintas personas con políticas muy específicas sobre su cuerpo y el problema de género, a usarlas en su taller, mientras él tomaba nota de las respuestas físicas, para ir ajustando los artefactos.

Lo que finalmente podrá verse en Galería Inmigrante –nuevo espacio comercial dirigido por artistas- es una serie de extraños objetos activados por humanos en turnos, de acuerdo a sus resistencias. Una maquinaria compuesta por distintas piezas con movimientos automáticos y prefijados en una cadena de repetición. Engranaje oscuro –que será ablandado por un personaje de mayor flexibilidad e improvisación- que busca la luz; alertarnos sobre lo que está pasando en ese preciso momento, e intentar que reflexionemos sobre cómo activar representaciones prefijadas; cómo crear un arte con función.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend