Uno de los eventos más grandes y esperados del mundo de la tecnología se desarrolló los días 25 y 26 de junio en la ecléctica San Francisco, CA. El Moscone Center fue, una vez más, el marco para Google I/O, el evento anual en donde Google presenta al mundo sus productos y herramientas, para seguir trabajando en su objetivo: organizar la información del mundo, y hacerla universalmente accesible y útil.

Texto: Pablo Pérez de Angelis

El primer día del evento arrancó, como todos los años, muy temprano, con una marea de gente: miles de desarrolladores, en una fila de más de cinco cuadras, envolvieron el Moscone Center. Este centro de convenciones es el más grande en San Francisco, y el lugar en donde las grandes empresas de la industria del software celebran los eventos más relevantes.

La mayoría de los asistentes realizó un largo viaje para asistir al Google I/O. Llegaron desde los más diversos países y de todos los continentes, forman un crisol de nacionalidades, culturas y realidades económicas. A pesar de esa “distancia cultural” que los diferencia, existe algo muy fuerte que los aúna y los hace sentirse parte una misma cosa, cercanos: aman la innovación y la tecnología, y buscan ese camino, utilizando las herramientas y plataformas que Google les provee.

Con la adrenalina flotando en el aire, el ingreso al Moscone Center es muy ordenado. Siempre custodiado por los organizadores del evento hasta la entrada misma del salón principal, en donde minutos después se realizará la presentación más esperada del evento: el “keynote”. En el mismo instante que abren las puertas, esa tensa tranquilidad se transforma en una “estampida Geek” con -literalmente- 6000 asistentes (incluyendo los periodistas de los más renombrados medios) corriendo desaforadamente para conseguir el mejor asiento, bien cerca, para ver el acto principal de uno de los eventos más codiciados del mundo de la tecnología.

La séptima edición del Google I/O arranca con las palabras del vicepresidente de la empresa, Sundar Pichai, dando una actualización del estado de Android en el mundo, comentando que Android ha llegado a los 1000 millones de dispositivos activos, y se estima que se toman más de 93 millones de selfies (auto fotos) por día, usando un Android. Pichai busca resaltar algo que sabemos: Android es la más importante de las plataformas móviles, domina el mercado de smartphones, y la aceptación de parte de los usuarios es enorme.

ANDROID EN TODOS LADOS

Android fue la estrella del evento. Con el lanzamiento de sus versiones para autos y televisores, Google se plantea el desafío de tener corriendo Android en todos lados. El sistema operativo que ya tenemos -y amamos- en nuestros celulares y tabletas se expande y, de esta manera, busca hacer más fácil la interacción y la integración entre nuestras distintas pantallas.

Android hasta en el living. Es que Google sigue intentando entrar en él. Después de su fracaso con Nexus Q (se retiró del mercado luego de la preventa, y de entregarlo a los asistentes del Google I/O 2012), y de su poco exitoso intento con Google Tv, Google presenta Android TV, su nueva apuesta por entrar en el mercado de los smartTv. Con su plataforma estrella como bandera y cientos de aplicaciones, Android TV entra en una competencia que ya cuenta con productos de grandes empresas, como Apple TV y Amazon Fire TV. Android TV promete transformar nuestro televisor en un centro de entretenimiento, permitiéndonos usar un mundo de aplicaciones listas para Android y videojuegos utilizando su gamePad (control para videojuegos), y hasta juegos multiplayer que utilizan la pantalla de nuestro celular, o tablet, como segunda pantalla para jugar.

Dentro de las características que posiblemente logren diferenciar Android TV de sus competidores, se encuentran la búsqueda utilizando la voz, y la conexión con Google Knowledge Graph (que nos permite obtener respuestas a preguntas como; “Quién es el CEO de Google?”, hasta “Quién interpreta a Katniss en The Hunger games ?”). Por último, pero muy importante para el futuro de esta plataforma, Google encontró socios para este lanzamiento y, tanto Sony como Sharp y TP Vision, estarán lanzando equipos con Android TV el próximo año.

Por su parte, Android L es la nueva versión de Android, que se destaca por el gran rediseño en su interfaz del usuario, construida alrededor de un lenguaje de diseño responsivo y multiplataforma, llamado “Material Design”. El diseñador Matías Duarte explicó que, “A diferencia del papel real, nuestro material digital se puede expandir y reformar de una manera inteligente. Material tiene superficies físicas y bordes. Costuras y sombras le dan un significado a lo que tocamos”. Así, Google parece estar poniendo especial foco en el diseño (una gran noticia), lo que permitirá dar “profundidad” a las interfaces gráficas.

Un gran cambio es el desplazamiento de Dalvik como el motor en donde corren las aplicaciones en Android, y su reemplazo por Android Runtime como el motor usado por defecto. La navegación entre las aplicaciones que están corriendo, se muestra como una “pila de tarjetas” que se puede navegar verticalmente y mostrará, de la misma manera, aplicaciones Web y aplicaciones nativas, intentando borrar el límite que existe entre ellas. El sistema de notificaciones sufrió un rediseño para adaptarse a Material y, a su vez, permite acceder a ellas, aún desde la pantalla bloqueada. Android L es una preview para desarrolladores, y está disponible para los dispositivos Nexus 5 y Nexus 6.

Por último, cabe destacar una serie de novedades técnicas, como la implementación del Project Volta (que promete hacer que nuestras baterías duren más), más de 5000 nuevas API disponibles para los programadores, y el soporte para arquitectura de 64 bits Android L que, por ahora, sólo es un “anticipo para los desarrolladores”, y se espera su lanzamiento oficial dentro de los próximos meses. Los dueños de teléfonos y tablets Nexus (producidos bajo la marca Google) la comenzaron a recibir en sus dispositivos durante el transcurso del Google I/O. Esta nueva versión de Android incorpora el soporte de Android en todos nuestros “devices”: reloj, TV, tablet, celular, etc.

WEARABLE: TECNOLOGÍA PARA VESTIR

Uno de los temas en los que más se hizo foco en el keynote, fue el lanzamiento de Android Wear. Esta versión del sistema operativo Android está especialmente diseñada para funcionar en la siguiente generación de dispositivos móviles, los dispositivos “vestibles” o wearables. David Singleton, director de ingeniería de Android, fue el encargado de presentar oficialmente la plataforma y los primeros tres modelos de smartwatch que salen al mercado, de la mano de algunos de los partners que tiene Google en Android wear.

Después de meses de verlos analizados y comentados, a partir del 25 de junio, se pueden comprar dos de estos modelos: el de LG y el de Samsung (parece una versión Android de la línea Galaxy Gear, en lugar del sistema operativo propio de Samsung: Tizen). El modelo que más atención y expectativa genera, es el Moto 360, con una pantalla grande y redonda, marco de acero, y un look muy parecido a un reloj tradicional. Para poder comprar este modelo de Motorola, habrá que esperar un par de meses más.

Estos “relojes” cuentan con una pantalla táctil que nos permite desplazarnos verticalmente entre distintas tarjetas que nos muestra la interfaz (al estilo Google Now), y horizontalmente para ver más detalles o descartarlas. La principal de interacción es utilizando la voz. Como lo podemos hacer en nuestro teléfono o nuestra chromebook, Android wear accede por completo a Google Now, y con esto redactar mensajes, configurar alarmas temporales y geolocalizadas, como: “Recordame prender la alarma la próxima vez que esté en casa”, y obtener información general. Entre las muchas aplicaciones que ya se encuentran diseñadas para Android Wear, podemos destacar Lyft (que nos permite llamar un taxi con sólo decir: “Ok Google, call me a cab”), Golfshot (que nos provee información contextual de la distancia a la que nos encontramos del hoyo), Delta Airlines (que nos muestra nuestra tarjeta de embarque, la información de la puerta y el horario de nuestro vuelo) y AllTheCooks (nos da los pasos a seguir, mientras cocinamos nuestra receta favorita).

GOOGLE FIT

Una clara respuesta a la iniciativa de Apple HealtKit, que fue anunciada a comienzos de junio. Esta plataforma permite que los usuarios tomen control de la información que generan mientras hacen ejercicio. Cuenta con un conjunto de APIs que ayudan para que los desarrolladores utilicen la información de los distintos dispositivos wearables, como si fuera una única fuente centralizada de información. Claro está, siempre que el usuario lo permita. Google consiguió sumar partners importantes a esta iniciativa como Nike, que está permitiendo que su sistema Fuel pueda ser usado por otras aplicaciones.
En una entrevista al New York Times durante el Google I/O, Larry Page -uno de los fundadores de Google- afirmó que “el miedo a la minería de datos utilizada en la salud nos estaría costando cien mil vidas por año”. Dando otro indicio más de que Google pretende entrar en el mercado de la salud, y que Google Fit es sólo el primer paso.

GLASS: EL GRAN AUSENTE

No fue nombrado en el keynote, ni tampoco se vio a ningún miembro del equipo de Google usándolos, aunque sí se pudieron ver algunas aplicaciones nuevas en los stands ubicados en los pasillos y, el día anterior al comienzo del evento, se supo que los modelos que se vendan a partir de la fecha del I/O, vendrán con 1GB extra de RAM.

CHROMECAST: MÚSICA Y VIDEO EN LA TV

Es la otra apuesta de Google para los televisores. Presentado en julio de 2013, con un costo de U$S 35, nos permite reproducir video y música. En el evento, se presentó la característica por la cual un visitante a nuestra casa puede reproducir música en nuestra tele, sin tener que estar unido a nuestra red de Wi-Fi, y la capacidad de mostrar el contenido de la pantalla de nuestro celular en la pantalla del televisor con una increíble fluidez, gracias a una innovación en el protocolo de comunicación.

CARDBOARD

El cierre del keynote llamó la atención de muchos, y provocó muchas bromas en las redes sociales. Al finalizar, el presentador dijo: “Sé que les gustan los regalos, así que tenemos un cardboard (tabla de cartón) para ustedes”, y en las pantallas se mostró el hashtag #cardboard. Lo que parecía un chiste inteligente, y muchos entendieron como una sutil referencia a la reciente compra de Oculus Rift por parte de Facebook, terminó siendo una de las novedades más interesantes del evento: el proyecto Cardboard.

Éste nos permite transformar nuestro celular en un dispositivo de Realidad Aumentada. Utilizando una estructura muy barata, construida con cartón, abrojos, imanes, lentes, bandita elástica y un “tag NFC” (informa al celular que se encuentra dentro de un Cardboard), y utilizando la aplicación del proyecto, podemos obtener una experiencia de Realidad Aumentada de alta calidad. Una de las partes esenciales es la aplicación oficial de Cardboard. Con ella, podemos utilizar Google Earth para recorrer el mundo virtualmente o Youtube, para ver en una pantalla gigante virtual nuestros videos. Los planos para construir tu propio cartón en casa y una primera versión del Toolkit para programarlo, ya están disponibles en la Web del proyecto Cardboard.

ADVANCED TECHNOLOGIES AND PRODUCTS LAB (ATAP)

La presentación de este equipo arrancó con Regina Dugan (ex DARPA) en el medio del escenario, anunciando: “Vamos a pegarle un vistazo a un pequeño grupo de piratas, tratando de hacer cosas épicas” (Small band of pirates trying to do epic shit), y la audiencia estalló en aplausos y gritos.

El grupo liderado por Dugan, era parte del equipo de innovación de Motorola Mobile. Cuando Google vendió Motorola, decidió quedarse con el, e integrarlo con la empresa. Esta charla fue la presentación de ATAP al mundo, y la reafirmación de que Google apuesta a innovación y desarrollo, para seguir manteniendo el liderazgo en la industria. No se trata del típico equipo de desarrollo de productos. Por el contrario, están orientados a construir tecnología y prototipos rápidamente, y todo el trabajo que se pueda tercerizar, lo derivan a las universidades y a la industria.

TANGO: SPATIAL AWARENESS

Cómo lograr que nuestros dispositivos puedan captar la fisonomía de nuestro entorno. Sin utilizar GPS, Bluetooth o Wi-Fi, un dispositivo Tango es capaz de calcular exactamente nuestra posición, dirección, y guardar nuestra trayectoria con una precisión muy superior a las actuales. Esto lo logra construyendo un modelo en tres dimensiones de los lugares que visitamos. Permitiendo, por ejemplo, construir un juego de Realidad Aumentada en nuestra propia casa, o guiar a una persona no vidente a través de obstáculos. Luego de 18 meses de vida, el proyecto ya cuenta con prototipos construidos por partners de Google, lo que implica una validación para un proyecto que, como todo proyecto de ATAP, tiene una duración máxima de 24 meses, momento en el que se “gradúa” del laboratorio, y se espera que haya recorrido todo el camino (desde ser una idea a un prototipo), y luego ser una tecnología disponible en el mercado.

ARA: ARMATE TU PROPIO SMARTPHONE

Este proyecto tiene como objetivo construir un smartphone (teléfono inteligente), que permite al usuario final elegir, comprar y cambiar los distintos componentes (cámara, memoria, batería, sensores, etc.), para armar un teléfono ajustado a sus gustos y necesidades particulares, y del momento. Durante la charla, se mostró cómo arrancaba por primera vez un teléfono con esta tecnología aunque, lamentablemente -y para risas de los asistentes-, se “colgó” al poco tiempo de haber arrancado, mostrando -como aclaró Regina-, que es un proyecto ambicioso, pero que todavía se encuentra en una etapa temprana.

MUJERES, ¡A PROGRAMAR!

En esta edición, se hizo sentir aún más lo que ya es una política pública en Google: sumar mujeres a trabajar en la industria del software. Sundar Pichai comentó que, en esta edición del Google I/O, el porcentaje de mujeres que asistió subió a un 20% del 8% que acudió el año pasado. De esta forma, con mayor presencia de mujeres en el escenario durante el keynote -Avni Shah, directora de manejo de producto para el equipo de Chrome fue una de ellas- y en muchas de las sesiones, Google intenta enviar un mensaje a las mujeres para que se sumen al mundo de la tecnología.

AFTER PARTY

La ya tradicional “After Party” del Google I/O no contó con súper estrellas como en años anteriores (DJ Steve Aoki, Billy Idol, Paul Oakenfold), ni robots preparando tragos o máquinas gigantes que aplastan barriles. En esta edición, Google propuso un espacio abierto, el Yerba Buena Garden, donde presentó diferentes muestras de la escena musical local, con grupos de rock tocando en vivo y DJs pasando electrónica a través de auriculares inalámbricos.

CONCLUSIONES DE UN DEVELOPER

Se trató de la primera edición del Google I/O desde el alejamiento de la empresa de su creador, “Vic” Gundotra. Su ausencia en el keynote se sintió fuertemente y, quizás, también sea esto lo que generó un cambio en el foco que toma el evento, que parece estar más centrado en las tecnologías presentadas a los desarrolladores, que en las nuevas características y productos de la empresa.

La respuesta de los developers al keynote no fue muy efusiva: la ausencia de Larry Page y Sergey Brin en el escenario, y la sensación de la falta de un “wow moment” fue el feedback de muchos de los developers más experimentados que asistieron a la primera jornada del I/O. Otros resaltaron varias de las novedades técnicas, y quedaron conformes con la presentación. El keynote careció de un mensaje claro, y no hubo un “momento Google” mostrando una tecnología disruptiva: los smartwatch son algo conocido. La ausencia de los fundadores no es un buen mensaje para la comunidad de developers que recorre grandes distancias para poder asistir.

El evento contó con la novedad de decenas de charlas técnicas con los responsables de los diferentes productos interactuando y enseñando en pequeños livings, y un espacio para hackear en vivo durante el evento. Esta fue quizás una de las modificaciones al evento que generó la mejor reacción de parte de los desarrolladores. El equipo organizador del I/O pareció escuchar las necesidades que los desarrolladores expresaron en los últimas ediciones, y generó un evento aún más interesante para ellos. Siguiendo con el mismo espíritu, “sólo” se regalaron dos smartwatch a los asistentes -que en valor no cubren los U$D 900 de costo que tiene la entrada-. Otra señal que parece decirnos que Google pretende que asistan los developers que realmente están interesados en desarrollar con sus tecnologías, y no los amantes de los gadgets.

Con todo, Google I/O 2014 fue un gran evento lleno de novedades técnicas realmente interesantes, con mucha interacción por parte de los distintos equipos de Google con los desarrolladores. Quizá, lo más interesante se vio en las sesiones en donde se mostraron el tipo de proyectos disruptivos a las que Google nos tiene acostumbrados en sus eventos, pero en un estadío demasiado temprano, como para ser parte del keynote.+

Esta nota se publicó en la edición #50 de Revista 90+10.

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend