Los VHS ya son material de museo. Conocé todo lo que Internet tiene para ofrecerte a la hora de ver películas y series.

Netflix

Google Play

Hulu

Amazon Prime Instant Video

¿Se acuerdan cuando ver una película significaba ir a un Blockbuster o al videoclub del barrio, invertir sus buenos minutos eligiendo (cuando el proceso no se extendía a falta de acuerdo), y luego encomendarse a la suerte, para que el film en cuestión no hubiera estado alquilado? ¡Y luego ir a devolverlo! (siempre rebobinado, por supuesto).

Muchos nostálgicos todavía guardan en sus casas las videocaseteras. Y algunos, incluso, las utilizan. Pero la realidad dice que la tecnología hizo que ver películas en casa hoy sea algo mucho más práctico, y dejó a los VHS en el pasado. (¿No me creen? Sólo prueben con un nene de 7 u 8 años, a ver si lo reconoce).

Existen muchísimos servicios que ofrecen la posibilidad de ver video a través de Internet, pero todos se agrupan en uno de estos tres modelos: streaming gratuito (en vivo y on demand), por suscripción (en el que el usuario paga un fee y accede a un catálogo determinado) y por compra o alquiler.

El rey indiscutido del video online es YouTube, que se inscribe dentro de la categoría de streaming gratuito. Hoy, el 95% de los Argentinos conectados mira videos en Internet (la penetración más alta de toda la región) y el 72,8% utiliza YouTube, de acuerdo a un estudio de comScore de abril de 2013. En la plataforma de Google, se puede encontrar de todo: desde perros en patineta y gatitos tratando de conquistar al mundo, hasta videos profesionales, series, documentales y películas completas, que sus creadores deciden lanzar directamente en la Web, antes de entrar en el circuito tradicional. Dentro de este modelo, también se encuentra Vimeo.

Si de series y películas se trata, la estrella del momento es Netflix, que por US$ 7,99 por mes permite acceder a un amplio catálogo de títulos online. Pueden verse desde clásicos del cine hasta las temporadas completas de las principales series mundiales (suelen tener todas a excepción de la última), y también incluye títulos locales. Los suscriptores pueden acceder a los videos con un navegador o a través de las apps dedicadas en dispositivos móviles (Android y iOS). Y cuando viajan, podrán seguir utilizando el servicio con el catálogo del país que visiten (siempre que Netflix esté disponible en ese destino). Por el momento, el servicio sólo funciona online.

Existen otros servicios similares a Netflix, como Hulu, Redbox y Amazon Prime Instant Video, pero muchos de ellos no están disponibles en Argentina, y no tienen la misma cantidad de contenidos (ni que hablar de títulos locales).

Por último, están los servicios que permiten comprar o alquilar películas y series a través de la Web, como iTunes o Google Play Movies. Funcionan como tiendas, en online donde los usuarios pagan por el título que quieren ver y, como principal beneficio, pueden descargarlos y verlos sin conexión a la Web (ideal para viajeros que prefieren seguir viendo sus propios videos, en lugar de los que ofrece el avión).

Los precios varían de acuerdo a los contenidos y antigüedad. Y los catálogos, al igual que en Netflix, son diferentes en cada país. Todos los títulos se encuentran en su idioma original, y habrá que revisar antes de comprar, que tengan subtítulos o doblaje a nuestro idioma.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend