El nuevo lanzamiento de Pipi Piazzolla Trío (el baterista como autor y líder del proyecto) se llama “Transmutación”, y es una nueva cátedra de ritmos, con el jazz como buena excusa.

Texto: Club del Disco

Segundo disco del nieto de Astor. En este caso, en su faceta más jazzera y experimental. Con su trío poco normal (batería, saxo y guitarra eléctrica), juegan con la métrica y con la armonía de forma libre, y conscientemente, a transmutar ritmos. Después del más que interesante debut con Arca rusa, el trío redobla la apuesta y entrega un disco descomunal, es decir, fuera de lo común.

Se trata de un registro muy bien hecho, de música instrumental con mucha energía y sonido impecable. Comienzan transmutando un tema de Wayne Shorter, Dance cadaverous. Luego se alternan piezas nuevas de los integrantes Damián Fogiel, quien toca saxo tenor y soprano en el trío, de Lucio Balduini: guitarra eléctrica (con muchos efectos) y del propio Pipi Piazzolla; más aportes de amigos del jazz contemporáneo.

tapa_PipiPiazzolaTrio_transmutacion

Editado por el Club del Disco en el mes de abril de este año, se presentará en vivo en la sala mayor de La Usina del Arte el viernes 26 de junio a las 20hs. en La Boca, con entrada gratis. El arte y diseño de tapa estuvo a cargo del Estudio Pontenpié y Max Rompo.

Con respecto a la experimentación rítmica en Transmutación, algo que se puede esperar de un baterista: está aclarado por el mismo autor, diciendo que trata de que “suene de manera natural y fluida”. Agregamos: esto, el trío lo logra con creces, a lo largo del disco.

Nada de lo que ocurre parece un experimento a secas, sino más bien un jazz muy elevado y actual. Uno de los interrogantes es, ¿cómo funciona un trío con batería, pero sin bajo, y con dos instrumentos proclives a cantar, como la guitarra y el saxo? Pues bien, en varios temas no hay parte de bajo, y sin embargo, salen airosos… En otros, la guitarra cumple esa función, o hay ostinati del saxo para marcar una línea rítmica-melódica que sostenga, para que arriba vuele el guitarrista. Una de las claves para lograr variedad tímbrica es la magia que hace Balduini con la guitarra. Puede sonar con una dulzura inenarrable, como en Lolo (track 6), o asemejarse a un Hammond como en Chopchi (track 8).

A propósito de Lolo, dice Pipi de ese tema, que le pertenece, “es un tema que está en 7 por 4 con clave 4/4/3/3, y utilizo quintillos para el armado del groove”. Realmente, una obra conceptual de estudio del ritmo y sus posibilidades, además de ofrecer un disfrute amplio para todo amante del buen jazz a nivel mundial.+

También podés leer esta nota en el Club del Disco.

LINKS EXTERNOS

Pippi Piazzolla

Pizzi Piazzolla en Facebook

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend