Hasta el 24 de enero de 2016, el Cooper Hewitt de Nueva York (la colección permanente del Smithsonian Design Museum) exhibe más de 125 afiches en la muestra “How Posters Work”, dando cuenta de cómo numerosos diseñadores han empleado el afiche para transmitir ideas y construir experiencias. Una muestra apasionante, que puede resultar un ejemplo inspirador para inscribirse en el Concurso de Afiches Arte Único 2015.

Arte Único

#InspiraciónÚnica Personajes, historias, ideas y tips del mundo del afiche, que sirven de inspiración para participar del Concurso de Afiches Arte Único 2015.

Fotos: Gentileza Cooper Hewitt

“Esta exposición revela las técnicas de diseño detrás de algunos de los afiches más emblemáticos y queridos de la colección del museo, desde los duros diseños de Ladislav Sutnar a los populares carteles psicodélicos de la década de 1960″, explicó Caroline Baumann, directora del museo.

La curadora Ellen Lupton estructuró la muestra en 14 secciones, según 14 principios o modos de ver el mundo por parte de los diseñadores de los afiches, que van desde clásicos de vanguardia hasta piezas contemporáneas de destacados diseñadores gráficos de hoy en los EE.UU. y en el extranjero. El objetivo es destacar la larga historia que posee el afiche y sus funciones sociales: desde la venta de un producto o la promoción de un evento, hasta discutir un momento de la historia.

HowPostersWork-CooperHewitt

Las distintas secciones son: Enfocar el ojo, Abrumar al ojo, Usar el texto como imagen, Superposición, Cortar y pegar, Asalto a la superficie, Simplificar, Contar una historia, Amplificar, Doble significado, Manipular la escala, Explotar la diagonal, Hacer contacto visual y Hacer un sistema.

Enfocar el ojo. Una de las formas más básicas de captar la atención del espectador es la de tomar una imagen grande y plantarla en el centro, tal como lo ilustra el afiche de 1957 de Gottlieb Soland “Grammo-Grafik”. Los diseñadores también utilizan el color y la forma para dirigir la mirada a un elemento central, como se ve en el famoso afiche 1909-1910 de Lucian Bernhard “Adler”, que cuenta con el nombre del producto centrado en la parte superior, contrarrestado por una máquina de escribir.

Saturar el ojo. Los diseñadores pueden involucrar al espectador en una experiencia óptica, incorporando patrones densos, líneas y colores que compiten entre sí. En esta sección se incluyen carteles psicodélicos de los años 1960, como el de Victor Moscoso de 1966 “Júnior Wells”.

Usar el texto como imagen. En el diseño del afiche, la tipografía suele utilizarse para mejorar u ocultar un mensaje a través del tamaño, estilo y disposición de las letras. Obras destacadas de esta sección incluyen el cartel de 1999 de Michael Bierut “Light Years” y “Der Film” de Josef Müller-Brockmann, de 1959-1960.

Superposición. Los diseñadores utilizan diversas técnicas para lograr ilusiones de profundidad dentro del plano de dos dimensiones. La técnica más básica para la simulación de profundidad es superponer dos o más elementos, como se ve en el clásico afiche de 1951 “Dadá”, de Paul Rand, que crea una sensación rudimentaria de profundidad, con letras negras que flotan frente a los blancos. Una técnica similar se utiliza en una forma más elaborada en 2013: el cartel de Felix Pfäffli para el Festival Cartel Weltformat (Lucerna, Suiza).

Cortar y pegar. La división de imágenes y la combinación de partes y piezas para crear un nuevo significado es fundamental para el proceso de diseño. Ladislav Sutnar recorta fotografías en campos planos de color, como se ve en su obra de 1958, “Addo-x”.

Asalto de la superficie. Para enfocar la atención del espectador, los diseñadores pueden doblar, quemar, derretir y destrozar la imagen para desbloquear su poder. En esta sección se incluyen carteles como el de Fritz Fischer para la película Die Zärtlichkeit der Wolfe.

Simplificar. A menudo, los diseñadores simplifican una imagen con el fin de dirigir la atención a un mensaje o producto. El afiche de la película de 1973 de Waldemar Swierzy “Cowboy de medianoche”, simplifica la imagen para centrar la atención en los labios de la figura, mientras que borra otras características.

Contar una historia. Narrativas visuales inspiran a los espectadores a preguntarse: “¿Qué ha pasado?” o “¿Qué pasará después?”. Trabajos destacados en la sección incluyen dos afiches creados por la Oficina de Información de Guerra durante la Segunda Guerra Mundial, que cuentan la misma historia desde diferentes perspectivas. La obra de Antón Otto Fischer “Una palabra descuidada” (1942) representa un bote salvavidas cargado con marineros afligidos y heridos que se separan de un barco en llamas. “Alguien habló” de Frederick Siebel (1942) muestra a un solo marinero nadando, justo antes de ahogarse.

Amplificar. Se trata de utilizar imágenes y lenguaje provocador para comunicar la urgencia de un mensaje. Letras minúsculas pueden parecer tranquilas, mientras que las letras mayúsculas pueden proyectar ira o agitación, como se ve en “No a la guerra” (de autor desconocido, circa 1980).

Doble significado. Con el fin de crear humor y tensión, los diseñadores construyen significados múltiples en una sola imagen. Esta sección incluye el afiche de Wiktor Górka de Cabaret, de 1973.

Manipular la escala. Los diseñadores exageran las diferencias de escala con el fin de amplificar la ilusión de profundidad, o crear tensión visual entre los elementos de una composición. Aquí se incluye el afiche de 1970 de la película de Jacques Delisle “L’Iniciación”, que utiliza una gran cabeza y elementos más pequeños sugerir pensamientos, recuerdos y acciones.

Explotar la diagonal. Las diagonales aportan dinamismo y profundidad, como se ilustra en el poster de 2008 “Jonathan Jones”, en el que el diseñador Marcos Gowing utiliza texto en ángulo.

 

Hacer contacto visual. El cerebro humano responde a las imágenes de los ojos, incluso cuando están ocultos o distorsionados, como en el afiche de 1967 “John Lennon” de Richard Avedon. Una cara puede surgir a partir de ingredientes mínimos, como se evidencia en el cartel de Paula Scher de 1994 “Él” en The Public Theater.

Hacer un sistema. Los diseñadores proponen un sistema de colores y formas para crear una identidad reconocible y abordan las relaciones espaciales entre los elementos visuales. Los sistemas visuales permiten la uniformidad y el cambio, la repetición y la variación.

LA EXPERIENCIA DEL VISITANTE

Quienes visiten los salones del Cooper Hewitt, también podrán recorrer la colección en siete mesas digitales. Hasta seis usuarios pueden explorar simultáneamente imágenes de alta resolución de objetos de la colección y seleccionar elementos preferidos, hacer zoom para ampliar los detalles del objeto y aprender más sobre su historia.+

HowPostersWork-CooperHewitt

CONVOCATORIA ARTE ÚNICO 2015

Hasta el 1º de septiembre, todos los jóvenes artistas del país podrán participar del Concurso de Afiches Arte Único 8ª edición, y formar parte de la invalorable colección de afiches de Fernet Branca. Toda la info del Concurso podés encontrarla en el micrositio Arte Único en 90+10.+

LINKS EXTERNOS

Arte Único

Arte Único Facebook Fan Page

Arte Único en YouTube

Cooper Hewitt Smithsonian Design Museum

Cooper Hewitt Smithsonian Design Museum en Facebook

Logo_Branca_170

*Beber con moderación. Prohibida la venta a menores de 18 años*

 

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend