Del 12 al 17 de abril, la ciudad de Milán se vio invadida por la presencia de grandes marcas, startups, estrellas del diseño y talentos emergentes de todas las nacionalidades, que llegan para ser parte del evento de diseño más importante del año. Todos quieren estar presentes de la Semana del Diseño más intensa en el mundo, en la ciudad que, gracias a su fuerza creativa, ha logrado ser el hilo conductor capaz de unir todos estos elementos.

Milan Design Week 2016

Texto: Andrés Carpinelli

La atención no está puesta únicamente sobre el espacio ferial en el que se organizan iSaloni. Con organizaciones como 5Vie, Zona Tortona, Ventura Lambrate o Brera Design District -que han llevado adelante la planificación en diferentes zonas de la ciudad-, las opciones se multiplican y la oferta de eventos que se organizan en paralelo asciende a casi a más de 700 durante esta semana.  El Fuorisalone se consolida cada año como el espacio alternativo para que las marcas que quieren decir presente en la Design Week, puedan hacerlo con el marco de fondo de palacios del siglo XVI o de ex espacios industriales, que sólo la ciudad de Milán puede ofrecer.  

Sillón Charleston de Marcel Wanders para Moooi

Como en los últimos años, una de las exhibiciones que se ha convertido en referencia de Zona Tortona es la realizada por Moooi. Un espacio de 1700 m2 que se transforma en un universo de sofisticación, sorpresa creativa y “armonía rebelde”, tal y como se define la empresa holandesa. Este año, la nueva colección presentó 22 nuevos productos, organizadas en diferentes sets alrededor de una pista de baile central. ¿La estrella? El sillón “Charleston” de Marcel Wanders que, colocado de manera vertical sobre una base giratoria, transforma un sillón de dos cuerpos en un sillón individual, ligero y dinámico. Y en este mundo surreal, donde los sillones están de pie, también nos encontramos con las alfombras impresas lanzadas en 2015, pero que continúan evolucionando en calidad, sorprendiendo con diseños tridimensionales sobre una superficie de sólo dos dimensiones.

El diseñador argentino Francisco Gómez Paz desarrolló, junto a la recientemente relanzada empresa de iluminación Astep, la luminaria “Candela”: una elegante lámpara de mesa que utiliza el calor de una llama para generar la electricidad necesaria para encender la luminaria a LED en su interior y, a su vez, gracias a una batería que se recarga a través de la misma llama, permite generar la energía suficiente para cargar nuestros dispositivos. Un producto resuelto hasta en sus últimos detalles, con una lógica de desarrollo sostenible y una dosis de poesía, ya que la técnica de iluminación más antigua y la más moderna conviven en un solo producto.

La instalación de Nendo, “50 manga chairs” (creadas para la Galería Friedman Benda) se trató de una colección de sillas inspiradas en la expresividad del manga japonés; añadiendo pequeños gestos a las sillas, les otorgaba un carácter único. El diseñador Oki Sato, director del estudio Nendo, logró transferir con su trazo gestos y emociones al arquetipo de silla lo que, más allá de que pueda resultar un ejercicio banal, nos hace reflexionar sobre la necesidad de crear productos que susciten emociones en la gente.

La presencia de grandes instalaciones de empresas como Nike, Mini, BMW, Microsoft o Lexus durante la semana del Salone del Mobile, es parte de una fenómeno que ha ido consolidándose en los últimos años, y que responde a una fuerte estrategia de comunicación en la que las marcas buscan ser identificadas como “empresas orientadas al diseño·. Muchas veces, con presupuestos que las empresas del sector mobiliario no poseen, logran crear instalaciones en escalas que impactan con su monumentalidad, pero que a veces fallan en el intento de comunicar un mensaje con contenido.

Este año, Nike creó una de las instalaciones más impactantes a sus visitantes, no sólo por la dimensión del espacio de exposición -una antigua área industrial de almacenes al sur de la ciudad y vecino al recientemente inaugurado museo de la Fundación Prada-, sino porque dejaba ver la filosofía de la empresa en la búsqueda por reducir los límites entre el producto y el cuerpo. Junto a diseñadores como Martino Gamper, Bertjan Pot y Sebastian Wrong, la muestra  “The Nature of Motion” presentaba una serie de trabajos  –desde tambores musicales, asientos y luminarias, hasta objetos conceptuales que flotaban sin peso- los cuales exploraban los límites entre el cuerpo, los materiales  y la naturaleza del movimiento. En muchos de esos casos, el material presente era el Flyknit, una tecnología de producción desarrollada por Nike hace ya cuatro años, y que ha revolucionado la industria del calzado deportivo, gracias a su ligereza y respirabilidad, su reducido impacto ambiental y la capacidad de ser personalizado “al pixel”.

“The Restaurant”, la instalación realizada por Tom Dixon en colaboración con Caesarstone, fue una verdadera experiencia multisensorial. A través de cuatro cocinas de cuarzo compuesto, cada una de ellas ofrecía diferentes menús inspirados en los cuatro elementos: aire, fuego, tierra y aire. El espacio elegido fue la Rotanda della Besana, una Iglesia desconsagrada en el corazón de Milán en la que, gracias a su planta en cruz, permitía a los comensales disfrutar de manejar casual -y muy relajadamente- de los platos creados para la ocasión. Cada una de las salas estaba equipada con mobiliario y luminarias de la colección Tom Dixon y, gracias al juego de luces, texturas y materiales, lograba estimular todos los sentidos. Mármol, madera, metal, vidrio, hierro, cobre y bronce son el abecedario de materiales que definen el lenguaje de una empresa que ha sabido dar forma a una serie de objetos extraordinarios para el uso cotidiano.

LO NUEVO

En esta edición del Salone, las nuevas marcas en el mundo del mobiliario y el diseño también tuvieron su espacio. Una de ellas fue Qeeboo, el proyecto encabezado por Stefano Giovannoni, uno de los referentes del diseño italiano. Volviendo a sus inicios industriales y con grandes dosis de ironía, la empresa debutó con una colección de 25 piezas de mobiliario, lámparas y accesorios de decoración en plástico inyectado, creados por diseñadores de renombre como Nika Zupanc, Andrea Branzi, Richard Hutten, Front y Marcel Wanders. Una marca que responde a las necesidades de las nuevas generaciones, comercializando productos exclusivamente a través de plataformas online, logrando de esta manera reducir los costos de distribución y estructura, para ofrecer así productos a precios más accesibles.+

¿Nos vemos en Milán? Seguí nuestra cobertura especial #MilanDesignWeek 2016 en:

Facebook | Twitter | Instagram | Google+ | Linkedin | Snapchat | Periscope

Presenta:

Novum

*Conocé más sobre Novum, la primera marca de grifería de lujo argentina.

Diseño, innovación y arte están presentes en cada una de sus líneas*.



¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend