El DJ y productor de música electrónica destaca el lugar que el género se ha ganado en los últimos años en la cultural nacional. Nuevos artistas, soportes de audio y desafíos de un arte digital en un merecido ascenso.

adidas NMD

Texto: Gala Décima Kozameh

La cabeza de Gonzalo Solimano está partida en mil pedazos, pero hay tres grandes fragmentos que se destacan por encima de todo: el de DJ de música house, productor de eventos y su rol como productor de artistas de música electrónica, a través de su sello discográfico Unlock.

Gonzalo está todo el tiempo atento. Piensa eventos que reflejen lo mejor posible la música en su versión en vivo, elabora vinilos que transmitan la esencia del género y agudiza el oído a nuevos sonidos y artistas de la región.

Gonzalo Solimano. Foto: Adri Godis

En un momento en que la electrónica en Argentina al fin está encontrando su merecido lugar dentro de la cultura local, Gonzalo destaca el valor y aporte de la electrónica a la generación de identidad cultural nacional. Por medio de las acciones que lleva adelante, busca que el género musical trascienda el entretenimiento pasatista de una fiesta para mostrar su trasfondo artístico, de inmensa creatividad musical y arduo trabajo de producción.

Mientras trabaja en una nueva producción de vinilos que reúnen a los mejores artistas de house y techno del país en Collaborations, charlamos con él sobre su rol como productor, su búsqueda constante por validar el género y sobre los artistas que le suman una fractura a su cráneo.

+ Desde Unlock lanzaron los vinilos Collaborations. ¿De qué se trata esta propuesta?
GS Collaborations busca integrar el universo de artistas que trabajan con nosotros. Son tres colaboraciones en tres vinilos distintos. En cada uno participan cuatro artistas argentinos y también hay algunos colaboradores del exterior. Hasta ahora sacamos dos: uno con Leonel Castillo, Jorge Savoretti & Paco Wegmann, Fosky y Franco Cinelli; y otro que tiene a Barem, Federico Molinari, Christian Burkhardt y un track mío con Bruno De Vincenti. Collaborations sólo se consigue formato vinilo. Los fabricamos en el barrio de Brooklyn, en New York, y los distribuimos en Londres, Berlín, Tokyo, Barcelona y más. A fin de año, la idea es sacar un compilado digital que resuma los tres del 2016.

+ ¿Por qué en vinilo?
GS El mercado digital está saturado. Cuando uno va a comprar música digital la oferta es interminable porque es gratis ponerla ahí; entonces, las opciones son muy variadas y no hay filtro. Son un millón de sellos y artistas subiendo cosas que por ahí no están en la mejor de las calidades. Cuando trabajás en vinilo, en cambio, el sonido no es el de un archivo digital. Suena un poco más bajo que un archivo digital, pero la calidad de la pasta no la tiene nada. Por otra parte, está el valor de las cosas. Me resulta extraño que un disco digital valga lo mismo que un vinilo que es físico, que tiene un arte de tapa y puede ser una pieza coleccionable. Para Collaborations elegimos un artista plástica para que hiciese las tapas de cada uno de los discos. O sea que también le damos ese valor al trabajo. Además, nuestra idea es hacer unos cuadros que tengan relación con este arte de tapa, así el coleccionista puede tener un cuadro además del vinilo.

+ ¿Y están trabajando en algún otro proyecto discográfico?
GS Nos abocamos de lleno a Collaborations y pensamos continuar con esto el próximo año, en una segunda etapa. El año que viene, también, vamos a sacar una serie de compilaciones en las que les proponemos a los diferentes artistas que generen diferentes texturas con los sintetizadores modulares, y que esas texturas se puedan usar como herramientas arriba de otros discos. Es un proyecto innovador, porque no serían canciones sino tools, para que los artistas puedan tocar en vivo esas texturas y generar ambientes arriba de otros discos. Generalmente, cuando se producen tools, se trabajan materias rítmicas, percusiones o elementos que acompañen con rítmica a canciones que ya están hechas. Esto es a la inversa: es para discos lineales de house o techno que quieren sumar melodías en formato loop, que le aporten como una capa diferencial arriba del disco. También vamos a estar sacando un proyecto de EPs con distintos artistas. Ya tenemos cerrada la colaboración de Sonja Moonear, una ícono mundial que toca con Ricardo Villalobos. Buscamos expandirnos todo el tiempo y creo que lo estamos logrando.

+ ¿Cómo ves la escena local?
GS La veo en un momento increíble. Deseábamos llegar a este punto en que las producciones nacionales se equiparen con lo que está sucediendo afuera. Lo que más destaco es el crecimiento de la escena local propiamente dicha. Por ejemplo, Franco Cinelli y Deep Mariano hacen una fiesta juntos y explota el aire de Rosario como si fuera un evento con un line up de un artista internacional. ¡Ojo! Ambos lo son, pero antes, el artista argentino iba segundo en un line up con un artista de afuera y, a lo mejor, ese artista de afuera tenía la misma o menor trascendencia entre los DJs que el artista local, pero siempre al artista local se lo ponía en un segundo plano. Creo que hoy la escena local está tomando una dimensión en la que la gente está empezando a avalar a los artistas nacionales como artistas internacionales. El público argentino está sabiendo poner el talento por sobre la exposición. A los artistas se los ve por lo que hacen y no por dónde los pone el manager.

+ ¿Y qué es lo que todavía falta pulir un poco?
GS El tema lugares y eventos. Si bien hay gran cantidad de promotores chicos que generan nuevos espacios y se comprometen con hacer movidas, falta desarrollar un poco más los espacios culturales. Desde el sello trabajamos con el CCK y el gobierno, para generar espacios donde la música electrónica y el arte digital sean vistos en un plano netamente cultural y artístico. Es importante que la música electrónica se entienda en el sentido artístico, ya que es un arte contemporáneo y en Argentina estamos logrando ese entendimiento. La música electrónica es un arte y el mercado argentino siempre ha sido líder en el consumo de música electrónica. Además, tiene líderes a nivel musical.

+ ¿Qué artista local sorprendió últimamente?
GS Hay varios artistas que no me dejan de sorprender, por decirlo de alguna forma. Federico Molinari es un músico que se reinventa todo el tiempo. En otros planos musicales, hay artistas como Sol Del Río que es más audiovisual, mucho más ambient, del perfil de Björk, que sacó un nuevo disco que está buenísimo. Me encanta que dispare la música, cante y haga las visuales. Es muy completo y profesional. Eso sube el estándar. También me gusta mucho lo de Gustavo Lamas y Ismael Pinkler, que ya son clásicos de la escena, pero se renuevan todo el tiempo.+

adidas NMDhttp://www.adidas.com.ar/adidasnmd

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend