La muralista que, a través de sus dibujos con elementos orgánicos le da vida a paredes sin movimiento, nos adelanta su trabajo para Proyecto 56 y nos cuenta los espacios que está interviniendo en distintas ciudades de Europa.

Proyecto 56

*Proyecto 56 es una producción que buscará representar, por medio de tres serigrafías originales, la mística que envuelve a la bebida alemana.*

Texto: Gala Décima Kozameh

Su historia empieza hace seis años, cuando para su cumpleaños número 19, una amiga le regaló aerosoles de colores. Se preguntó qué hacer con ellos y decidió llevarlos a la calle para pintar alguna pared de Villa Tesei, su barrio de toda la vida. Hoy, Fio Silva dice que eligió la calle porque le gustó la idea de compartir su creatividad con sus vecinos, hacer algo y poder ver la reacción de la gente. Quería hacer un aporte a su comunidad, que cuando pasaran por el mural y vieran cómo había implementado su regalo de cumpleaños, disfrutaran del dibujo tanto como ella había disfrutado hacerlo.

Fio Silva

Desde entonces, sus dibujos de animales y plantas le dan vida a muros, casas y medianeras de distintas ciudades del mundo. Sus diseños siempre contienen elementos orgánicos: “Busco expresar vida y movimiento que, para mí, es la raíz de todo”, dice Fio desde Madrid. Está haciendo una parada técnica, mientras va de un mural en Lisboa a otro en alguna ciudad del norte de Francia.

Antes de volver a la Argentina para terminar unos trabajos y luego seguir viaje al Art Basel Miami Beach, Fio nos cuenta sobre su trabajo para Proyecto 56 y su necesidad de darle vida a los murales y a su espíritu, a través de sus diseños naturales.

+ ¿Qué nos podés adelantar de la serigrafía que hiciste para Proyecto 56? ¿En qué elementos de Jägermeister te basaste para realizar tu obra?
FS Para crear la ilustración, me fijé en los ingredientes que se conocen de Jäger y de los que no se sabe nada; intenté darle una interpretación propia de lo que yo entiendo y puedo percibir cuando tomo Jägermeister. Siempre trabajo con movimiento y con figuras orgánicas, así que busqué generar una sensación así: fuerte, intensa y, sobre todo, viva. Percibo vitalidad en la bebida cuando la tomo. Se siente en el amargor, en el gusto a hierbas. Con los colores y la figura del ciervo, que es propio de la marca, intenté continuar esa línea también.

Fio Silva

+ Tus trabajos siempre tienen plantas y animales. ¿Por qué?
FS Elijo elementos orgánicos porque busco expresar vida y, además, para poder demostrar movimiento que, para mí, es la raíz de todo esto. Lo que se mueve, se mueve porque está vivo. Cuando veo algo estático, siento que le falta algo, por eso me inclino hacia los animales y las plantas. A la vez, siento que nunca me interioricé suficiente en la figura humana y me cuesta representarla. En el futuro, me gustaría poder combinar los animales y las plantas con la figura humana. Tengo ganas de mejorar en ese aspecto.

+ En general, ¿cómo es tu proceso creativo? ¿Cuál es la etapa que más disfrutás?
FS Los animales que elijo dependen del estado emocional en el que estoy, por un proceso interno. A veces, voy por animales más livianos, de aire, como pájaros. Otras veces de tierra o de agua. Después, en la etapa creativa, no suelo utilizar un boceto cerrado, sino que esbozo algo pero le termino de dar forma en la pared. Una vez que está planteado, me fijo los colores a usar o dónde ponerlos. A veces, los elijo dependiendo la lógica de las luces y las sombras que tiene el lugar donde va a quedar el mural. Disfruto mucho la parte de poner los colores.

Fio Silva

+ Todos tus trabajos son inmensos. No pasan desapercibidos y atraviesan los espacios. ¿Cómo es tu relación con los espacios y el tamaño?
FS Me gusta pintar paredes grandes, porque me da sensación de libertad. Me gusta pintar en ese tamaño, porque en soportes más chicos (como cuadros o ilustraciones) siento que tengo poco espacio, que se me juntan las cosas, que no puedo poner todo lo que quiero. En la pared tengo más aire.

+ Estás de viaje en una gira importante por Europa. ¿Qué estás haciendo?
FS Me invitaron del Liceo Francés de Barcelona para darle a los chicos unos talleres y pintar un mural, así que aproveché y también fui a un proyecto de arte público en Lisboa, en un barrio llamado Loures. Mi ruta sigue en el norte de Francia, también para pintar un mural.

+ En Lisboa pintaste un flamenco inmenso. ¿Por qué ese animal para ese sitio?
FS Primero le pregunté a mi novio qué le gustaría ver en la pared y me dijo “un flamenco”. Después de eso, me puse a mirar el barrio donde iba a pintar, y vi que había muchos murales. Entre ellos, estaba uno de un tótem, que me llamó mucho la atención. Entonces, siguiendo el pedido de mi novio, busqué el significado del flamenco y qué atribuciones se le da al animal para saber qué podía generar en la gente que lo viera. Me enteré que es un animal que migra siempre en grupo. No pueden vivir solos; siempre están acompañados. Me pareció una representación de la gente de ese barrio, que está compuesto mayormente por una comunidad africana que migró. Me gustó eso de que sea un barrio que evolucionó y se unió. Sentí, entonces, que el flamenco los representaba.

+ ¿Cuánto tiempo te lleva hacer un mural de ese tamaño?
FS El flamenco me tomó unos tres días de jornada completa, por ejemplo.

+ ¿Qué te gustaría hacer que todavía no hiciste?
FS Me gustaría complejizar mis dibujos. Poder dibujar personas, mejorar el concepto del dibujo y la composición de mis ideas. Espero poder seguir pintando como me gusta y que siga habiendo gente que ceda sus paredes para hacerlo. Me gusta que haya un estímulo de la comunidad, para que se siga dando este tipo de arte.+

Fio Silva

Jägermeister | en Facebook | en Instagram | en Twitter | en YouTube

Proyecto 56 - Jägermeister

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend