La nueva colaboración del cantante de Hip Hop Pusha T con adidas Originals causó sensación entre los fanáticos de las zapatillas. El porqué de este fenómeno y la experiencia de calzar nuestro propio par de King Push EQT Grayscale.

El 3 de diciembre pasado fue el día esperado por los apasionados de las sneakers para descubrir la tan ansiada tercera colaboración del artista del Hip Hop Pusha T con adidas Originals: una edición limitada de las EQT, que al día siguiente pudimos caminar por las calles de Miami Beach durante Art Basel.

King Push EQT Grayscale

En escala de grises, con capellada de Primeknit que sujeta el tobillo como una media, escamada a los costados y en el talón, suma detalles de reflectivo en las tres tiras y ostenta la liviana suela boost. El calzado ideal para los nostálgicos del estilo de los años 90, pero con visión de futuro, gracias a la tecnología de sus materiales y a sus impecables detalles de diseño.

Entonces, ¿cuál es el secreto de las King Push EQT Grayscale? Además de cómodas, lindas y exclusivas (ya que sólo se consiguen en algunas tiendas alrededor del mundo), son el resultado de la colaboración estrecha entre adidas Originals y un querido artista de la cultura urbana norteamericana que, además, fue capturada a través de un lente sincero, el de Ari Marcopoulos.

King Push EQT Grayscale

ANTE LA MIRADA DE MARCOPOULOS

Para que este ansiado lanzamiento fuera un completo suceso, Originals incluyó a un segundo artista, para que sumara su visión única. Es así que convocó al fotógrafo y cineasta Ari Marcopoulos, para capturar con su cámara a Pusha T en una sesión de fotos y un video que respetan la intención del artista del hip hop de rescatar un guardarropas minimalista y esencial, que tan bien acompaña la renovada silueta de las EQT. Es así que Marcopoulos eligió mezclar técnicas vintage y actuales, para capturar al músico en una estética realista, cruda, simple.

“Quise hacer algo simple y auténtico, pero único. El proceso de retratar fotografía 8×10 es análogo. Y lo grandioso del mismo es que te enfocas muchísimo. Es lento en comparación a cámaras más pequeñas con las que puedes tomar muchas fotos y escogerlas después. 8×10 es casi como editar en el momento. Obliga al sujeto y al fotógrafo a colaborar y aprovechar los momentos que son más esenciales para la narración. Realmente, se convierte en una colaboración entre el sujeto y el fotógrafo. Requiere concentración de parte de ambos y eso, en muchas ocasiones, resulta en una imagen como ninguna otra. Es una experiencia tipo zen”.

En consecuencia, puede verse a Pusha T -tanto en las fotos como en el video- acompañando sus King Push EQT con remera y pantalones en blancos, o todo de negro. La ropa es siempre lisa y sin inscripciones, para lograr una imagen cercana, familiar, honesta.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend