La categoría de los utilitarios deportivos chicos es una de las de mayor crecimiento en el mercado. Su buena recepción incentivó a que prácticamente todas las terminales quieran tener un exponente para competir. Conocelos en este informe.

Texto: Elvio Orellana

Seguramente nadie había imaginado, ni siquiera Ford, que cuando allá por el año 2003 apareció aquella fusión entre un auto de ciudad y una pick up que ellos bautizaron EcoSport, iba a tener tanta cabida en nuestro mercado. Viendo tal repercusión, el resto de las marcas no tardaron en salir al cruce con sus propios modelos con la misma propuesta: fusionar dos segmentos en un uno. En esta nota, un recorrido por una de las categorías que más viene creciendo en nuestra industria y de las estrategias que cada marca aplica para poder destronar a quien reina desde varios años en el segmento.

FORD ECOSPORT

Como lo adelantamos, la categoría de los denominados utilitarios deportivos chicos para el off road “light”, fue concebida por Ford hace 13 años atrás. ¿El resultado de su éxito? Proponer una alternativa más económica y versátil para todos aquellos que anhelaban llegar a una pick up. En la actualidad, se comercializan en 10 versiones diferentes, con 2 opciones de motorizaciones: 1.6 Sigma de 110 CV y un 2.0 Duratec de 143 CV. Todas las versiones están basadas en aquel rediseño que recibió en el 2012, y que hasta el momento le sigue sirviendo para conservar la punta de la categoría.

Fue el modelo de la marca donde el gen del Kinetic Design más pulgares arriba recibió, y es por ello que hoy sigue vigente. Entre sus rasgos más fuertes, se destaca la amplia grilla frontal, con ópticas delanteras afiladas y luces de posición de LED. Lateralmente, sobresalen las barras de techo, la línea de cintura ascendente y las llantas de aleación de 16 pulgadas. Desde atrás, se impone la rueda de auxilio colgada del portón y el diseño de ópticas que lo invade.

Nueva EcoSport

RENAULT DUSTER

Fue la primera en salir al cruce a la solitaria EcoSport en el año 2011. La última reacción que tuvo la marca para actualizarla,  se encarnó en la Duster Fase 2. Una nueva edición que principalmente le dio un toque más actual a su estética, que ya había quedado desfasada. Así, incorporó nuevos juegos ópticos delanteros -le otorgaron otra mirada- y traseros. Estos últimos añadieron luces LED.

Adentro, sigue siendo uno de los SUVs chicos más sobrios, donde lo más “tecno” es su pantalla táctil Media Nav con GPS, que ahora ganó algunas nuevas funciones, entre ellas, la cámara de marcha atrás (sólo en las versiones más equipadas). Nada se le puede objetar al amplio espacio de sus plazas traseras y a la gran capacidad de su baúl (400 litros), características que mantienen de la anterior generación. Mantiene las dos motorizaciones habituales: nafteras de 1.6 litros de 110 CV y la mayor de 2.0 litros, que ahora dispone de dispone de 143 CV (antes, 138). Esta última, se equipa con caja manual de 6 marchas y guarda la manual de 5 para el propulsor más chico.

Renault Duster

CHERY TIGGO

De origen chino, el Tiggo lleva seis años en nuestro país. Su actual generación –se presentó en el año 2013- es su segunda edición, que logró despegarse bastante de los prejuicios que tuvo que acarrear la primera por su procedencia y calidad de terminación (muy por debajo del resto de los competidores). Uno de los aspectos donde se aprecia su evolución fue en su frontal, dejando atrás su aspecto tosco, para adoptar uno más moderno, con un capot más redondeado, una nueva parrilla y ópticas con sistema lenticular y luces LEDs diurnas.

Puertas adentro, se destaca un display digital para la computadora de viaje, su volante multifunción y nuevos tapizados en los asientos. Lo mejor sigue siendo el espacio y versatilidad de las plazas posteriores. Su propulsor es el naftero de 2 litros de 138 CV, con una caja manual de 5 marchas. Su última evolución, el Tiggo 5, realmente presenta mejoras en todos sus flancos.

Chery Tiggo

CHEVROLET TRACKER

Por tener prácticamente las mismas proporciones que la exponente de Ford, se ganó el apelativo de “la anti EcoSport”. Es una de las de aspecto más “fortachón”, con sus pasaruedas bien marcados y una línea de cintura elevada. Puertas adentro, su estilo es muy agradable, y se destaca su pantalla de 7 pulgadas con el sistema My Link, una solución táctil que sirve para comandar el audio y algunas conexiones, como la del celular. No dispone de navegador satelital, pero sí de cámara de retroceso.

Se comercializan tres versiones (dos de tracción simple -una con caja manual de 5 y otra con caja automática de 6 marchas- y una con caja automática de 6 marchas y tracción integral), todas ellas impulsadas con un motor 1.8 naftero de 16 válvulas y 140 caballos de fuerza (el mismo que equipa al Cruze).

HONDA HR-V

Con su perfil que intenta imitar a un cupé (mantiene los picaportes traseros escondidos), es la más elegante y deportivas de todas. Se ofrece con un motor naftero 1.8, con 140 CV. La caja es manual de 6 velocidades o automática CVT y su versión tope de gama (EXL) cuenta con levas al volante y 7 marchas preprogramadas. Se ofrece sólo en versión 4×2, de modo que la marca lo define como Crossover, aunque compite de lleno en esta categoría de SUVs, con las versiones que no presentan tracción integral.

Un dato a destacar es que tiene control de estabilidad (ESP) de serie, frenos a disco en las cuatro ruedas, asistencia al arranque en pendiente y freno de estacionamiento eléctrico. Hace poco, la marca sumó una opción intermedia entre la LX y la EXL. Se denomina EX, y se ofrece sólo con caja automática CVT. Por otro lado, desapareció la versión de entrada a gama con caja manual.

Honda HRV

PEUGEOT 2008

Llegó con ansias de escalar rápidamente posiciones y para ello, propone soluciones más bien emparentadas con el lujo que con el mundo off road. Así, mientras que en la mayoría de los aventureros prevalecen los guardabarros ensanchados, los plásticos negros en las zonas más expuestas y algunos modelos -incluso- llevan colgada en su portón trasero la rueda de auxilio, el 2008 recurre a líneas más redondeadas y puras, detalles cromados y, en las versiones más caras, dispone del “techo cielo”.

Está concebido sobre la plataforma del 208 y puertas adentro, reitera el puesto de conducción tipo i-Cockpit del hatchback. Esto es, un volante de diámetro más chico que lo normal, con un tablero de instrumentos ubicado por encima del aro de la dirección. La calidad de sus materiales está por encima de la media de la categoría.

Peugeot 2008

Se ofrece en dos motorizaciones, ambas nafteras. La menos potente es la 1.6 de 16 válvulas y 115 CV (asociada a una caja manual de 5 marchas). Le sigue el 1.6 16 v turbo THP de 165 CV, con una caja manual de 6 marchas. Al igual que la Honda HR-V, no dispone de 4×4, pero sí cuenta con el sistema Grip Control (sólo en la versión Sport, la tope de gama), con el cual se puede mejorar la tracción, en terrenos como la nieve, barro y arena.

JEEP RENEGADE

Se trata de la primera SUV chica de la marca Jeep, y es el primer Jeep fabricado en Brasil. Pese a estas diferencias de sus hermanos norteamericanos, su estilo off road está muy presente. Así lo evidencia su “mirada”, conformada por faros en forma redondeada y su eterna e inconfundible parrilla de 7 barras. También conserva su carrocería cerrada, en esta oportunidad, con trazos más modernos.

De momento, está a la venta únicamente la versión Sport con el motor naftero 1.8 E.torQ de 132 CV, con caja manual de 5 y tracción delantera. Se espera que un naftero más potente (184 CV) y el eficiente MutliJet 2.0 16 V turbodiésel de 170 CV. Esta última motorización llegaría asociada a una inédita caja automática de 9 velocidades y doble embrague (con levas al volante), además de ofrecer diferentes soluciones para el off-road, como el Active Drive Low (simula la función de una caja reductora) y el Select terrain (mejora la estabilidad y tracción dependiendo del terreno).

HYUNDAI CRETA

Se ofrece con un solo motor: el 1.6 16v naftero ya conocido del Hyundai HB20 brasileño, sólo que en este caso es apto para nafta (en el HB20 sólo funciona con alcohol). Desarrolla 125 caballos de potencia a 6300 rpm y 151 Nm de torque a 4850 rpm. Están disponibles dos tipos de cajas, ambas con 6 cambios: una manual y otra automática, con modo secuencial. Todas las Creta se venden en la Argentina con control de estabilidad (ESP) de serie. La versión de entrada a gama posee este dispositivo, además del doble airbag frontal y los frenos ABS exigidos por ley.+

Hyundai Creta

Este artículo se publicó en la edición #56 de Revista 90+10.

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend