Con tal de tocar, la banda de ska y rocksteady de Rosario, se acomoda a cualquier escenario. Con ocho músicos tocando en cada presentación, el grupo convierte la madera en plastilina, estirando las tablas para caber en todos lados y hacer bailar a quien esté cerca.

Other Music presentado por Jägermeister

Texto: Gala Décima Kozameh

Inspirado en el ska más tradicional, el más puro, ese que crearon bandas como Toots and The Maytals y The Skatalites, nació Santo Chango. Si bien empezaron en el 2008 como un power trío, desde el comienzo, los matices de rocksteady, reggae y funk se hicieron sentir en las composiciones, y rápidamente incorporaron un potente ensamble de vientos, que los llevó por un camino de ska mucho más tradicional.

Santo Chango es, sin muchas vueltas, una banda para bailar. Y el en vivo es su mayor fortaleza. Es el momento en el que brillan, sacan lo mejor de ellos. Y en el espacio y tiempo que más cómodos se sienten. Tanta importancia le dan a su show, que cuando ensayan, simulan que están tocando en vivo. Se arman un set tentativo y lo tocan completo, imaginando que entre los cables, retornos y paredes de goma espuma, hay un público que baila ska.

Son tantos, que casi todos los escenarios les quedan chicos. Sin embargo, logran acomodarse en las tablas y desplegar todo su talento. Y con decir que son “tantos”, nos referimos a ocho personas fijas (siempre y cuando, no haya invitados que complementen la formación). Ésta es, entonces: Gabo Martelón (voz y guitarra), Selva Bione (bajo eléctrico y contrabajo), Gaspar Paternostro (batería), Leonardo Basabe (trombón), Poto Fiorotto (trompeta), Nachizo Bresciani (saxo tenor), Facundo Canosa (teclados y piano) y Nano Rosso (percusión).

Charlamos con su vocalista Gabo sobre su historia, el proyecto de hacerle un sucesor al álbum El Circo Brujo (2014) y la visión de la banda sobre la escena musical rosarina, una desbordada de propuestas musicales en una ciudad que no puede satisfacer la demanda con suficientes escenarios.

+ ¿Qué nos pueden contar de su sonido?
GM Teniendo como referentes a artistas de la talla de Don Drummond & Rico Rodríguez, Toots and The Maytals y los mismos The Skatalites, la percusión y el piano son instrumentos que tienen mucha presencia en el matiz sonoro de la banda, acercándola más al género tradicional jamaiquino. Tenemos influencias del jazz y de la música tradicional afroamericana, también.

+ ¿De qué tratan los temas?
GM Tanto los temas instrumentales como las canciones expresan nuestra más sincera visión de lo que vivimos, los placeres y las miserias. Todo lo que uno va transitando y quiere sublimar a través del arte original.

+ ¿Cómo es el proceso de composición?
GM Generalmente, Leo (trombón) y yo somos los compositores. Vamos trayendo las ideas un poco cocinadas, ya sea escritas o grabadas. Seba (bajo) también hace ese trabajo con los covers que interpretamos. En este momento, estamos produciendo un segundo LP de estudio y pretendemos lograr una metodología de composición más colectiva, en donde cada oreja del conjunto, desde su especificidad, pueda aportar elementos que sumen a la obra.

+ ¿Cómo ven hoy a la escena musical independiente argentina?
GM Está en un período de lucha por conservar la cultura. Si bien esta batalla cultural es contra un modelo de industria de magnitudes insospechadas, se viene dando desde hace tiempo. Hoy, nos encontramos con otras herramientas como la tecnología, que si bien puede ser un arma de doble filo, nos ayuda a difundir lo que hacemos y a contactarnos con producciones similares, generando esa esperanza de que ir más allá de las fronteras no es sólo hoy para los que firman con las grandes discográficas.
Otro elemento para contemplar es que varios incidentes que vinieron sucediendo principalmente en la escena de lo más masivo, fueron un golpe bajo para toda la escena, tanto la pequeña, como la mediana y la grande. Todos entramos en la misma bolsa.

+ ¿Qué creen que está faltando?
GM Nuestra visión es que lo que le da trabajo al músico es el espectáculo en vivo. Uno puede tener muchos ases bajo la manga, como vender discos, merchandising o recaudar fondos por medio de los servicios de streaming, por mencionar algunos. Pero el verdadero laburo del músico, se genera en el vivo. Lo que está faltando ahora son lugares para tocar, por lo menos, en la ciudad de Rosario. Se complica mucho tener un lugar habilitado. Tenemos muchos amigos que están al frente de espacios culturales y la rigurosidad de los controles es infantil y hasta exagerada. No estoy en contra del control, al contrario, como laburante, quiero ir a tocar a un lugar donde sienta que la gente que viene a disfrutar de la banda esté segura, cómoda y nosotros también. Sin embargo, notamos que hay mucha exigencia con ciertos lugares, mientras que otros no se controlan en absoluto. Luego suceden cosas como la de Adrián Rodríguez, de la Banda Raras Bestias, que murió electrocutado por un desperfecto eléctrico en el Café de la Flor, en 2015. Aprovecho para expresar nuevamente solidaridad con sus familiares y compañeros. Estaría bueno que hubiera un Estado más presente en cuanto a estas situaciones. Por otro lado no queda otra que desde la autogestión, organizarse copar los espacios públicos y generar más espacios para tocar.

+ ¿Qué novedades tienen?
GM En este momento, estamos produciendo nuestro segundo material de estudio y se vienen fechas importantes. El 28 de abril en el Teatro Vorterix Rosario somos invitados de lujo de Rosario Smowing, banda hermana que festeja 17 años de vida.

UN LUGAR PROPIO PARA CREAR

Además de la producción de un nuevo disco y las fechas prometedoras del año, Santo Chango está festejando que, después de muchos años de trabajo, hoy tienen una sala de ensayos propia. Un avance profesional en conjunto, que les permite estar más relajados a la hora de ensayar y hacer canciones. Hablando de canciones, le pedimos a Gabriel que nos recomendara temas del grupo para escuchar y algunas bandas con las que les gusta compartir escenario.

3 bandas amigas…
Cool Confusion
Rosario Smowing
Río Chino

Los 3 mandamientos de la banda son… swing, hermandad y solidaridad.

Para conocer nuestra música, empiecen escuchando… El Circo Brujo.

Un momento/anécdota que atesoramos… la vez que recibimos a The Skatalites (banda pionera del ska) en Rosario, tocando en la calle frente a su hotel junto a otros amigos. De ahí se formó un vínculo de amistad con ellos, que hasta el día de hoy perdura.

En la sala de ensayos siempre tocamos… el repertorio que nos espera en el próximo vivo, lo más fluido posible, como si estuviéramos presentándonos en ese momento.

Si pudiéramos telonear a cualquier banda del mundo o época, sería a… The Skatalites, Toots and The Maytals o Sublime.

Nuestras metas o próximos proyectos son… poder grabar nuestro segundo álbum de estudio y girar mucho.

Próximamente, nos verán en vivo en… el teatro Vorterix Rosario, como invitados de lujo de Rosario Smowing, que celebra 17 años de vida. Es el 28 de abril. +

Santo Chango en Facebook | en YouTube | en BandCamp

Jägermeister

Para conocer más sobre el mundo Jäger, visitá www.jagermeister-latam.com

*Beber con moderación. Prohibida su venta a menores de 18 años*

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to friend