Cada dos años, el Salón del Mueble de Milán realiza la muestra Euroluce, donde las principales empresas de luminarias exponen sus novedades. Descubrimos en el uso de vidrio y la tecnología OLED, dos tendencias para el sector.

Design by Novum

La experimentación en vidrio es una de las características recurrentes que identificamos luego de visitar la última muestra bianual Euroluce, en el marco del Salón Internacional del Mueble de Milán. Para dar cuenta de ello, seleccionamos ejemplos de las principales empresas productoras de luminarias, que bien supieron aplicarlo en sus diversas creaciones.

Suspendida sobre una larga mesa rectangular o formando un conjunto, Nami (del japonés “ola”) de Alberto Saggia & Valerio Sommella para Kundalini, posee un difusor de vidrio texturizado y curvo, que envuelve una estructura de metal. Resulta una ola de cristal que refracta la luz de múltiples fuentes luminosas que están ocultas en su interior. El vidrio y la luz conviven en armonía, potenciándose mutuamente.En el espacio de Flos -acaso, uno de los más concurridos de la feria- nos encontramos con dos propuestas, pertenecientes a los franceses Ronan & Erwan Bouroullec y al alemán Konstantin Grcic. Obra de este último, la familia de luminarias Noctambule hace alusión a un animal nocturno, casi invisible de día, pero activo durante la noche. Se trata de módulos cilíndricos de vidrio soplado transparentes y, por lo tanto, inexistentes durante el día, pero que si se encienden en la oscuridad, se transforman en espléndidas lámparas.

Agrupando de distintas maneras estos módulos, se obtendrá desde una columna o lámpara de pie, hasta un candelabro. Si se suman otros elementos, como una cúpula de vidrio o una pantalla en forma de cono, se agregan posibilidades y mayor versatilidad al conjunto. Las piezas funcionan con tecnología LED, hábilmente integrada (y casi imperceptible) en la unión entre los módulos de vidrio.

De los hermanos Bouroullec, Verticale es también una suma de módulos luminosos en suspensión, de distintas longitudes. Cada unidad es un cilindro de vidrio soplado, encerrado en una estructura de aluminio, la que puede modificarse a voluntad. La luz producida es suave y uniforme. Para personalizar la lámpara, pueden incorporarse conectores transversales en forma de triángulo o pentágono, también de aluminio.

Ecuatore es una reinterpretación contemporánea de las clásicas lámparas de pantalla de vidrio. Pero en este caso, la fuente luminosa no está en el interior del difusor, sino que queda a cargo de los discos luminosos instalados en una banda metálica central, que evoca la línea del Ecuador. La luz que generan los LEDs, gracias a pantallas interiores dispuestas en capas, se distribuye uniformemente por la superficie de los discos, y los llena de luz. El disco inferior emite luz hacia abajo, mientras que el superior ilumina la pantalla de vidrio. El resultado es una delicada luz difusa.

Diseñada por Gabriele y Oscar Buratti para FontanaArte, Ecuatore es, entonces, una familia de lámparas de mesa, de pie y colgante en dos medidas, con difusor de vidrio soplado transparente, ahumado o rosa. Poseen estructura metálica con acabado negro brillante o cobre brillante.

También para FontanaArte, la arquitecta, directora artística e interiorista Paola Navone pensó Pinecone, un grupo de lámparas de pie, de mesa y colgante, con difusor de vidrio soplado transparente o blanco, envueltas por una red de metal niquelado o dorado. Para lograr este efecto, el artesano realizador sopla la masa vítrea en el interior de una jaula metálica, que contiene su expansión natural sólo en parte. Así, el producto final queda retenido parcialmente en el interior de esta red metálica, mientras que otra parte la sobrepasa. Finalmente, se somete al metal de la jaula a un tratamiento de galvanización.

Por su parte, la española Vibia apostó al diseño de Stefan Diez para crear Guise, un grupo de lámparas que combina artesanía, tecnología, iluminación y atmósfera. Aquí, se evidencia una nueva forma de aplicación de la tecnología LED, integrando la luz en la materia, y haciéndola viajar de modo invisible. Se trata de una colección única de objetos transparentes que emanan luz a través de formas simples, exquisitas y simples, en forma de apliques, luminarias de pie y de suspensión (que pueden colocarse en forma vertical u horizontal y brindan, además, una luz circular indirecta sobre la pared). El difusor es de cristal transparente de borosilicato, de altísima calidad, con delicadas estrías realizadas por robots.

HOLA OLED

Obviamente, esta tecnología no es nueva, pero sí algunas de las aplicaciones que se develaron durante Euroluce. Para Artemide, Carlotta de Bevilacqua (su vicepresidenta) y Laura Pessoni crearon la lámpara colgante Harry H, que combina paneles de OLED y LEDs de LG, potenciando ambas tecnologías. Se trata de un sistema híbrido que propone cuatro pares de paneles OLED ajustables que emergen a ambos lados y generan una convergencia entre la fuente luminosa de LEDs y el difusor. El conjunto está envuelto en un globo de vidrio soplado.

Muy didáctica fue la aplicación de la tecnología OLED por parte de Ross Lovegrove, que ideó dos lámparas para LG OLED Light. La colgante Medusa expresa la flexibilidad de los ocho paneles OLED de sus brazos y se utilizaron 15 de éstas a modo de instalación luminosa. Las lámparas de mesa y techo Pyrosome parecen buscar el sol con sus formas ondulantes que dejan pasar la luz por entre los huecos de su estructura, brindando un cálido resplandor. “La tecnología de iluminación OLED es revolucionaria, ya que es flexible, táctil y ecológica”, señaló el diseñador galés.+

Novum

*Novum, la primera marca de grifería de lujo argentina, presenta lo mejor del diseño de alta gama: muestras, colecciones, tendencias y entrevistas internacionales.*

novum.fvsa.com.ar | Novum en Instagram | Novum en Twitter

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend