El Salón del Mueble de Milán es donde las productoras de mobiliario presentan oficialmente sus colecciones. De entre los stands que visitamos en la feria, elegimos bucear en el catálogo de tres marcas italianas, que son referentes del sector.

Design by Novum

Texto: Marcela Fibbiani

Más que conocido es el prestigio del sello del Made in Italy que han sabido construir las empresas productoras de mobiliario, objetos, luminarias, indumentaria y accesorios de la península itálica. Cada año, una semana del mes de abril está resaltada en el calendario del mercado de muebles: la que corresponde al Salone del Mobile.Milano, que desde hace 56 años es la vidriera por excelencia para poner frente a la mirada internacional las virtudes del saber hacer italiano.

Kartell, Moroso y Zanotta son tres empresas de comprobada trayectoria y protagonistas de la historia del diseño de mobiliario en Italia. Fundadas casi contemporáneamente, poseen distintos orígenes, utilizan diversos materiales en su producción y se han valido de la colaboración de renombrados diseñadores para definir sus catálogos. Una aproximación a estas tres compañías, a través de su historia, íconos de ventas y algunas novedosas piezas que -consideramos- marcarán tendencia, e influenciarán nuestra forma de vivir los ambientes en un futuro cercano.

KARTELL: LA ESPECIALISTA EN PLÁSTICO

Fue creada en 1949 por el ingeniero químico Giulio Castelli y la arquitecta y diseñadora Anna Castelli Ferrieri. Se inició produciendo accesorios para automóviles y artículos para el hogar, para luego pasar a luminarias y artículos de laboratorio, y más tarde, a los muebles y accesorios de diseño para interiores. Kartell es reconocida por su producción industrial de objetos de diseño en plástico, con alto contenido tecnológico, fabricados en Italia.

Los Componibili son el objeto ícono de la marca. Un proyecto de Anna Castelli Ferrieri, directora artística de Kartell entre 1976 y 1987. Forman parte de la colección permanente de diseño del MoMA de New York y del Centre Georges Pompidou de París. Representaron una nueva tipología de mobiliario: fueron los primeros complementos modulares y ensamblables, realizados en ABS (acrilonitrilo butadieno estireno), un material novedoso para la época, por sus características mecánicas y estéticas. Este año, los Componibili cumplieron 50 años y Kartell organizó una muestra homenaje en el Fuorisalone, con 15 piezas de autor que reintepretaban el diseño original.

Dos novedades 2017. La lámpara Spin de las diseñadoras suecas del estudio Front se caracteriza por sus grandes formas de láminas curvadas que envuelven la fuente luminosa. En sus versiones abierta o cerrada,  puede ser más o menos transparente. Se trata de una misma forma en torsión que se repite, para brindar expresividad y diferentes efectos de iluminación. Un filtro giratorio hace que la luz cálida e indirecta se filtre a través de las aberturas.

A partir de una misma malla de resina acrílica, el japonés Tokujin Yoshioka compuso la silla Matrix, de forma simple y liviana, pero de estilo sofisticado. Este asiento se logra mediante el uso de una técnica de moldeo por inyección y una estructura de metal.

MOROSO: LÍNEAS GESTUALES

Esta compañía surge en 1952, como un proyecto de Agostino Moroso y su esposa Diana, deseosos de producir sofás, sillones y demás muebles para el hogar. Desde los años 80, la segunda generación de la familia se orientó hacia las colaboraciones con diseñadores de fama internacional, posicionando a la marca como una de las especialistas en muebles tapizados, con trayectoria en la investigación, aplicación de tecnologías y materiales innovadores, y respeto por la artesanía.

Dos íconos de Moroso de los últimos tiempos son la familia de sillones Take a line for a walk del argentino Alfredo Häberli, y la línea Tropicalia de la española Patricia Urquiola. Esta última, con cuerpo de tubos de acero y cuerdas plásticas que la envuelven como si fueran los trazos de un lápiz, para crear una superficie que es al mismo tiempo gráfica y estructural.

¿Lo nuevo? La familia de muebles para exterior Arco, diseñada por el italiano Martino Gamper, a partir de radios y curvas simples. Durante el tejido, la estructura se mantiene bajo tensión, para enfatizar el lenguaje visual de las curvas, que se refuerzan gracias al contraste de colores. Las sillas también pueden ser equipadas con parasoles.

Nuestra segunda elección tiene que ver con Lilo, una chaise longue de Patricia Urquiola, que en esta oportunidad, asume aires escandinavos, con madera oscura en su estructura y una colchoneta que se amolda al cuerpo para garantizar el relax, tanto en ambientes públicos como privados.

ZANOTTA: APUESTA A LOS MAESTROS

Nació en 1954 de la mano de Aurelio Zanotta, un empresario guiado por su pasión por el diseño de muebles, amante de la belleza, la excentricidad y la experimentación, convencido de que “La industria del mueble debe esforzarse por anticipar las necesidades futuras, y no limitarse a satisfacer la demanda del público pasivo”. Enfocada en el universo doméstico, fue una de las primeras marcas en incluir obras de los grandes maestros del diseño italiano, como los hermanos Castiglioni, Marco Zanuso, Bruno Munari, Fortunato Depero, Alessandro Mendini o Ettore Sottsass, entre tantos otros.

Podemos destacar dos piezas icónicas del catálogo de Zanotta. En primer lugar, la poltrona anatómica Sacco, creada por Gatti, Paolini y Teodoro en 1968. Rellena con bolitas de telgopor de alta densidad, viene revestida en todo tipo de géneros. Recibió un Compasso d´Oro en 1970 y forma parte de las colecciones permanentes de diseño del MoMA de NY, el Musée des Arts Décoratifs de París y el Vitra Design Museum. Otro de los clásicos de la compañía es Mezzadro, el banco de Achille y Pier Giacomo Castiglioni, de 1957. Inspirado en los asientos de tractor, posee estructura de acero cromado, un asiento laqueado que viene en distintos colores y apoyapiés de madera de haya.

De entre los lanzamientos 2017 de Zanotta, seleccionamos la cama Hotel Royal y el sillón Judy. Obra de la californiana Terri Pecora, la cama posee patas y estructura de acero, pintadas color grafito o blanco. La cabecera y piecera vienen alcolchadas en poliuretano y el tapizado es desmontable, de tela o cuero. En una segunda versión, la cabecera incorpora una mesita de luz en chapa de acero pintada, con estantes tapizados en cuero. La posición de la mesita puede elegirse a la derecha o izquierda de la cama.

El sillón Judy pertenece a Frank Rettenbacher y posee patas de acero con asiento de poliuretano rígido, con acolchado de espuma de poliuretano. El tapizado es desmontable, y viene en tela o cuero. El respaldo trae una multicapa de haya enchapada de roble barnizada o pintada en negro, o bien enchapada de nogal.

Tres empresas que simbolizan el diseño hecho en Italia, con una historia de éxito contada a través de piezas de mobiliario e iluminación, que se han convertido en reales íconos del diseño contemporáneo y faros de la creatividad mundial.+

Novum

*Novum, la primera marca de grifería de lujo argentina, presenta lo mejor del diseño de alta gama: muestras, colecciones, tendencias y entrevistas internacionales.*

novum.fvsa.com.ar | Novum en Instagram | Novum en Twitter

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend