A través de los backgrounds de su Web, la compañía de transferencia de archivos se convirtió en una galería de arte digital gracias a su proyecto This Works. En una entrevista exclusiva, el vicepresidente de contenidos de This Works, Rob Alderson, nos cuenta la búsqueda por convertir a WeTransfer en una plataforma de contenidos artísticos.

Texto: Gala Décima Kozameh

La Web de WeTransfer es sencilla como su finalidad. Un recuadro de cuatro renglones que nos interpela amistosamente: “Añade tus archivos” y nos guía en los otros tres pasos restantes. Qué mail los recibirá, qué remitente electrónico los manda y un espacio para decirle algo al destinatario, como un tweet o un telegrama digital.

Cuanto más grande es el monitor, más Web de WeTransfer sobra. De estética minimalista, resuelve su función en el recuadro de la izquierda, e informa sus servicios en tres botones, en el borde superior derecho. Sobra tanto lugar que los holandeses Bas Beerens y Nalden -los fundadores de la plataforma que comenzó como un simple start up en el año 2009- idearon una forma de darle utilidad a tanto espacio, con los ya muy famosos “backgrounds” de WeTransfer.Podrían haber destinado todo ese lugar digital a anuncios geolocalizados o por público. Los fondos podrían ser publicidades con nuestras últimas búsquedas de Google: un lavarropas, un viaje a México, la grilla de promociones del supermercado. Pero por suerte los creadores de WeTransfer son dos aficionados del arte y la creatividad y, desde el nacimiento de la Web, decidieron destinar el 30% de los fondos de la plataforma a la industria artística, difundiendo de forma gratuita la creatividad de personajes de distintos rubros como ilustración, fotografía, pintura y arte conceptual. Así es como cada 40’’ el background de WeTransfer cambia y nos muestra aleatoriamente una pieza, de un artista de cualquier rincón del mundo.

UNA GALERÍA DE ARTE

Al comienzo el proyecto de los fondos era desprolijo. Todos en la compañía aportaban nombres: diseñadores, pintores, ilustradores, aquel tipo que hizo la tapa de ese disco que alguno estaba escuchando… Pero hace nada más que un año, WeTransfer decidió subir la apuesta del espacio y armó un equipo dedicado únicamente a la curaduría artística de sus wallpapers. Trajo al editor de la revista londinense de arte y diseño It’s Nice That, Rob Alderson, y crearon el blog artístico This Works.

Hoy This Works está compuesto por un equipo exclusivo de cuatro personas (Rob incluido) que se dedica a hacer el trabajo de curaduría artística de WeTransfer. En sesiones de investigación de tres semanas de duración, Rob y su gente rastrean artistas de todas partes, analizan las propuestas que llegan por mail y seleccionan diez personajes. Luego los contactan y entrevistan para elaborar los posteos del blog en donde los presentan y cuentan del proyecto que WeTransfer muestra en sus fondos. Al finalizar con esa tanda, empiezan de nuevo.

EL CURADOR DE WETRANSFER

Por primera vez desde el nacimiento de This Works, WeTransfer habla del proyecto para un medio que no sea europeo. Desde Ámsterdam (donde están las oficinas de la compañía), Rob atiende el teléfono y nos cuenta todos los secretos detrás de los fondos que nos cautivan cada vez que abrimos la Web.

+ ¿Cómo definís This Works?
RA Es el lugar donde le damos contexto y profundidad a los fondos creativos que mostramos en WeTransfer. Le dedicamos mucho tiempo a la elección de los artistas que aparecen en los “wallpapers”. Buscamos contar la historia de esos personajes: quiénes son, qué pensaron con ese proyecto que estamos mostrando. En This Works ponemos en palabras cómo piensa y produce ese artista.

+ ¿Cómo surge la idea de destinarle a la industria artística los fondos de WeTransfer?
RA En primer lugar, de una inquietud de los fundadores, que son personas muy creativas. A su vez el 65% de los 42 millones de usuarios por mes que utilizan WeTransfer provienen del mundo creativo, así que lo más lógico era darles un contenido relacionado a lo que les interesa y consumen. Además todos los que hacemos WeTransfer disfrutamos del arte en sus diversos formatos, y nos gusta ayudar a difundir lo que vemos.

+ El 30% de los fondos los destinan a darle visibilidad a los trabajos artísticos. ¿Y el otro 70%?
RA Se divide en 40% a nuestros anunciantes (como diarios y revistas), 30% a difundir los servicios de WeTransfer Plus y el 30% restante a darle visibilidad a increíbles creativos. WeTransfer tiene 42 millones de usuarios por mes, de 99 países. Los fondos cambian cada 40 segundos a menos que los detengas así que la cantidad de impresiones por wallpaper es muy alta. El año pasado un 1 billón de impresiones fueron destinadas exclusivamente a la industria artística. ¡Es increíble!

+ ¿Cómo es el proceso de curaduría que hacen? ¿En qué consiste el proceso de selección de los artistas?
RA Es un trabajo que nos tomamos muy en serio y funciona bajo dos reglas duras, que no nos permitimos romper en absoluto. Una es la de género: debe haber un 50% de artistas hombres y 50% de mujeres en la selección mensual de diez personas. La otra es que entre esos diez, debe haber un artista por país. Esa regla es muy interesante porque nos obliga a explorar mucho más.

+ Hace poco te vi en Twitter preguntando por artistas italianos…
RA Es el proyecto en el que estoy trabajando actualmente y estaba buscando ilustradores italianos. Solemos buscar cosas muy específicas como esa porque a veces trabajamos en proyectos por temáticas. Te cuento una primicia relacionada con eso: el mes de julio estará destinado al Orgullo Gay. Mi colega Suzanne Tromp estuvo trabajando con una red creativa de Inglaterra llamada The Dots. Elegimos diez LGBT+ creativos y le pedimos a cada uno que nominara un creativo LGBT+ joven que viera como una revelación para poner en los backgrounds.

+ Aparte de las dos reglas inquebrantables, ¿tienen otros recursos para elegir a los artistas?
RA Sí, tenemos otras blandas que nos ayudan en el criterio de selección y contribuyen a darle una estructura a las búsquedas. Las reglas en la curaduría son difíciles así que los lineamientos también ayudan. Una de las reglas blandas es la originalidad; nos interesa la gente que hace algo nuevo, o que encuentra una nueva forma de lidiar con una vieja idea. Por ejemplo, la fotografía urbana en ciudades: no es una idea novedosa, pero si alguien viene con una propuesta distinta de ese tipo de trabajo, nos entusiasma también. La otra regla blanda que tenemos es la habilidad. No creo que se pueda hacer trabajo de curaduría artística basándose en la belleza porque todos tenemos distintos criterios sobre lo que es bello, pero podemos coincidir en cierto nivel de habilidad. Esto nos permite cruzar y comparar artistas de distintas disciplinas.

CÓMO SER UN FONDO DE WETRANSFER

Si bien el año pasado los wallpapers artísticos de WeTransfer llegaron a 1 billón de impresiones, Rob confiesa que cree que no mucha gente entiende qué es lo que hacen en This Works. Aún así, la metodología y dedicación están puestas para que ninguna idea se escape y el equipo está siempre listo a la espera de mayor convocatoria. Aparte del staff de curadores, This Works tiene una asistente que recibe las solicitudes y hace una reseña de cada artista que se comunica. Después, entre todos, analizan lo recibido y se encargan de dar una respuesta por sí o por no. Si bien muchas veces deben declinar las propuestas, al trabajar en base a proyectos, los artistas a los cuales se les rechazó una idea pueden volver a presentarse con una nueva.

+ ¿Cómo trabajan con las solicitudes de artistas que quieren aparecer en This Works?
RA Recibimos muchas solicitudes y nos encargamos de darle respuesta a todas. Hay veces que debemos dejar algunas propuestas de lado, y es la parte menos agradable del trabajo. Es muy difícil a veces explicarle a un artista porqué rechazamos su proyecto ya que los motivos pueden ser diversos. A veces no es cuestión de que no cumple con nuestros requisitos de publicación, sino que llegan en un mal momento. Por ejemplo, hace poco hicimos una selección de fotografías de pescadores en Alaska por un fotógrafo y luego de haberlas publicado, nos llegó un proyecto increíble de fotos sobre un pescador en el Atlántico Sur y tuvimos que decirle que no. Así que, a veces, depende del tiempo y la suerte, pero nos tomamos muy seriamente la responsabilidad que tenemos al sumar o dejar afuera a un artista. No es lo mejor del trabajo, pero debemos mantener los estándares altos, que es parte de nuestra labor también.

+ ¿Qué tienen que hacer los artistas que quieran enviar un proyecto?
RA ¡Estaremos encantados de recibir artistas de Sudamérica, más puntualmente de Argentina, porque no tenemos muchos! (NdR: El artista cordobés Elián Chali es uno de los pocos que han pasado por WeTransfer), así que aprovecho para alentarlos a que nos manden su trabajo. Deben escribirnos a editorial@wetransfer.com.

+ ¿Y qué material les deben enviar a ese correo?
RA Tratamos de mantenerlo simple, así que lo mejor es que envíen un correo con un link al proyecto que les parece que encaja con WeTransfer, y unas pocas líneas explicando de qué trata. No necesitamos largos ensayos ni justificaciones, ni millones de links a portfolios. Buscamos que sea simple e informal: qué idea de fondo tienen y de qué se trata. Eso es todo.

+ Si bien WeTransfer tiene presencia en Facebook, Twitter e Instagram, la última es la red social que tiene más contenido compatible con This Works. ¿Cómo se da esto?
RA Instagram es la más interesante de nuestras redes sociales. El resto las dedicamos también a comunicar nuestros anuncios porque, además de difundir creatividad, somos una compañía, claro. Hace un año decidimos remover de Instagram todo tipo de anuncios y enfocarnos en utilizarla para difundir creatividad, porque creemos que es la red social que más encaja con ese propósito. Lucy Pike -nuestra cabeza fotográfica- es la que se encarga de llevar adelante la cuenta. A veces se la prestamos a algún artista por una semana; otras a una revista o a una plataforma de fotografía. WeTransfer no es sobre nosotros, sino sobre la gente creativa y, al darles la cuenta de Instagram a los artistas para que la usen a su gusto lo que estamos diciendo es: “esta es nuestra plataforma, pero ustedes la hacen con su increíble trabajo creativo”. Instagram es una extensión natural de lo que hacemos en la Web y el blog.

+ Hace poco hicieron la primera convocatoria abierta de This Works. ¿Cómo resultó ese experimento?
RA Siempre estamos buscando hacer algo distinto con This Works; queríamos hacer un trabajo de curaduría diferente y así surgió la convocatoria. Recibimos unas 500 o 600 solicitudes y un jurado eligió sus preferidas. Fue genial porque nos cruzamos con artistas que, de otra forma, no hubiéramos dado. Además el equipo de jueces curadores estaba compuesto por personas con distintos criterios, y eso hizo que de ahí salieran artistas que tal vez nunca hubiéramos elegido nosotros mismos. Seguiremos buscando formas de hacer la curaduría distinta para poder acercarnos más a todos los tipos de artistas que hay dando vueltas.

+ Entonces WeTransfer se ha convertido en una galería de arte digital…
RA Y sí, porque habiendo destinado 1 billón de fondos a los artistas el año pasado, creo que es el lugar online más grande del mundo en el que se puede ver arte hoy en día. Queremos que más gente lo sepa y nos mande sus trabajos. Es una responsabilidad enorme analizar cada propuesta y elegir según su calidad, pero somos muy apasionados de lo que hacemos y no paramos de buscar diversidad de expresiones artísticas. Con This Works, desde WeTransfer, tenemos una oportunidad única de curar arte para mucha gente y de distintos gustos. Esto conlleva otra gran responsabilidad y es por eso que buscamos hacerlo de distintas formas, para que ninguna gran idea quede afuera. Queremos seguir definiendo y creciendo en nuestro camino, como una plataforma de contenidos artísticos, además de ser una Web que ayuda a transferirlos.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend