A los materiales no convencionales que suelen utilizar en sus piezas de joyería contemporánea, Iskin Sisters suma la cerámica.

La colección Big Bang de Gabriela y Karina Iskin usa cordura como material (la tela que se emplea para confeccionar mochilas). Con ella, generan distintas versiones de collares y pulseras que, a través de la técnica de sublimación, adquieren diferentes texturas y colores.

En un creativo taller/desayuno, el dúo de hermanas (diseñadora industrial una y licenciada en administración la otra), invitó a un grupo de mujeres a intervenir collares y brazaletes con papeles foil metalizados. Experimentación mediante, cada una se llevó su propia versión de Big Bang. Pero también, pudieron conocer los nuevos accesorios de Iskin Sisters, que ya se venden en tiendas de diseño y museos de Argentina y del mundo.

Livianas, atemporales y de inspiración geométrica son cada una de las siete colecciones. Cuero, acrílico, textiles, cerámica y acero inoxidable son algunos de los materiales preferidos por las Iskin, para las que la forma en que se guardan sus piezas también es muy importante. Es por eso que todas sus creaciones vienen en packagings especialmente diseñados para conservarlas de la mejor manera.

CERÁMICA TAMBIÉN

En co-creación con la diseñadora Heidi Jalkh, Gabriela Iskin desarrolló la colección Wholly. Una misma pieza en cerámica gres -que viene en dos tamaños- se corta vertical y horizontalmente, dando lugar a distintas formas que, sostenidas por un cordón de diferentes colores, da como resultado seis opciones de collares. Así, cada parte contiene información acerca del “todo”.+

 

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend