Una línea de alfombras de edición limitada, que toma como referencia las guardas usadas en el folklore argentino.

El diseño pertenece al diseñador industrial catamarqueño Cristián Mohaded; la producción, a Mantara, especialistas en alfombras y muebles hechos a mano, que emplean arte textil santiagueño. En Pantay, las guardas que se utilizan en el folklore argentino, se traducen en escalas de colores intensos y contrastantes. Y se tejen en telar, con lana de oveja, en la zona centro-oeste de la provincia de Santiago del Estero, gracias a las manos artesanas, que le imprimen a las piezas sus emociones, esfuerzos y, claro, el error humano, volviéndolas “imperfectas”.

Es por eso que la colección de alfombras toma el nombre de Pantay, que en quechua significa: error o equivocación. Aquí, la imperfección es la perfección justificada, es tangible, es natural, se vale por sí misma.

La colección Pantay demuestra que cada uno de los diseños exponen y abrazan algo tan real, bello y subjetivo como es la imperfección, tituladas con palabras elocuentes en quechua, que contienen ideas que cada alfombra busca mostrar: palabras como Tantay (que significa reunir o juntar), Ujjina (distinto) y Yupa (abundante).+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend