Renovamos este edificio escolar como parte de la transformación del Campus Koiwa de Nihon Geijutsu Gakuen en la escuela secundaria MIICA (Múltiple, Innovadora, Iniciativa, Creativa, Atractiva) para las artes en Tokio.

Texto: Arqa Fotos: Nacasa & Partners

El poder del lema de la escuela, “Sé un instigador”, y la imagen de estudiantes desafiándose uno a otro, inspiró nuestro concepto del espacio como un lugar donde las habilidades se entremezclan.

Nos imaginamos a los estudiantes conscientes de los demás, incluso, cuando no estaban conversando, inspirándose mutuamente en todo momento, co-creando e innovando -declaró Asuka Kato de Hakuhodo Products Inc., a cargo del proyecto. A medida que dejamos que estas imágenes guíen nuestra planificación del espacio, sentimos que necesitábamos un diseño que manipulara no solo los elementos de la superficie, sino también las sensaciones.Centrándonos principalmente en la vista, ajustamos las elevaciones y la ubicación de las ventanas y puertas para modificar las perspectivas y guiar las líneas de visión hacia varios espacios. Esto creó un ambiente en el cual las miradas se encuentran, los individuos ven lo que otros están haciendo, las habilidades se entremezclan y los estudiantes se inspiran unos a otros.

El currículo escolar utiliza un ciclo único de “planificar, hacer, verificar, actuar”. Nuestro diseño les permite dirigir sus propias acciones basadas en este ciclo y elegir entornos apropiados para cada acción. Específicamente, aparte de las aulas para cada nivel de grado, todas las salas de la escuela son espacios multipropósito adaptados a acciones específicas, como “salas de salida”, “salas de entrada” y “salas para compartir”. Los estudiantes eligen el entorno apropiado para sus presentaciones grupales, concentrándose en la investigación o teniendo una discusión. La distancia deseable entre los individuos y la dirección de las líneas de visión están relacionadas con tipos específicos de acción, y lo tomamos en consideración al diseñar los interiores.

En lugar de demoler el edificio existente, hicimos uso de su atractivo inherente, evitando la decoración innecesaria a favor de los acabados simples. En todo momento, los espacios ponen el foco en las estrellas reales: los estudiantes.+

También podés leer esta nota en Arqa.

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend