Un objeto hiperrealista que rinde tributo al amor, diseñado por Marcantonio para Seletti.

La pasión del diseñador italiano Marcantonio Raimondi Malerba por la fiel reproducción de objetos naturales supera los límites y rinde homenaje al símbolo por excelencia del amor: el corazón.De una manera típicamente irónica y exagerada, Seletti ofrece un tributo a los amantes del mundo, con un corazón de porcelana, perfecto en cada detalle, diseñado para lucir otro símbolo por excelencia de la pasión: las flores. Además, las venas y las arterias son cóncavas y cada una puede sostener un brote, para celebrar el amor de todas las maneras posibles.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend