Desde su estudio en Milán, el multipremiado diseñador industrial Marc Sadler nos cuenta cómo construyó su carrera a partir de la innovación, creando desde productos deportivos hasta mobiliario, lámparas y artículos para medicina.

Design by Novum

Texto: Marcela Fibbiani

Nació en Austria, en 1946, pero sus orígenes son franceses aunque hoy, es prácticamente italiano por adopción. Junto a Paola -su esposa y colaboradora-, estableció su estudio en Tortona, Milán, cuando esta zona aún no se había convertido en el polo de diseño que representa en la actualidad.

Laureado en 1968 del primer curso de diseño industrial de la Ecole Nationale Supérieure des Arts Décoratifs de París, Marc Sadler comenzó su carrera colaborando con el mundo de la moda, para marcas como Pierre Cardin, Ted Lapidus, Torrente e Yves SAint Laurent. Pero su primer gran éxito tiene lugar en los 70, a partir de un hecho desafortunado: resultado de un serio accidente mientras esquiaba, sufre múltiples fracturas y se ve obligado a un largo reposo. Las ganas de volver a esquiar -y de encontrar una solución para inmovilizar los tobillos dentro de los esquíes y así reducir el impacto-, experimenta con el termoplástico (totalmente reciclable), y es así como revoluciona el mercado, ofreciendo el primer esquí de la historia con esas características. Con este producto, comienza su fama de “pionero” en emplear nuevos materiales en el diseño.

A partir de allí, las marcas deportivas comenzaron a solicitar sus servicios, tanto de diseño de calzado e indumentaria, como de identidad gráfica: Lotto, Ellesse, Reebok, Nike, Dainese, Nordica, Dolomite, Axo y Foot Joy se encontraban entre sus clientes. Ya viviendo en Estados Unidos, debido al empleo de suelas innovadoras, materiales reflectivos y extrañas punteras, sus zapatillas de look futurista trascienden el ámbito deportivo y llegan a la calle, para formar parte del outfit urbano en Nueva York, Los Ángeles, Chicago (además de ser usadas por grandes atletas del mundo).

+Si pensamos en los inicios de su carrera, todo indicaba que se dedicaría para siempre a diseñar para el deporte. ¿Qué es lo más emocionante de este sector?
MS En el campo deportivo, los productos tienen una vida útil corta, aunque para realizarlos, se requieren grandes inversiones en maquinaria y equipos. El desarrollo del producto está fuertemente influenciado por el marketing. Primero, inventas algo nuevo, luego lo diseñas, creas una serie de “vestidos” diferenciados por rendimiento, costo, distribución, etc. En otras palabras, primero desarrollas la funcionalidad del producto y luego cuidas el aspecto externo, que tiene que responder a las tendencias y solicitudes precisas, que son extremadamente variables, en tiempo y espacio. De esta manera, los productos se visten con una especie de capa exterior -aparentemente ornamental-, que puede cambiar rápidamente, según las tendencias. La vida externa de los productos es corta, mientras que la vida interna dura más tiempo. Hay muchos ejemplos, como Nike Air Cushion o Reebok Pump. El uso de nuevos materiales es fundamental y es un activo de la empresa.

NUEVOS RUMBOS

Si bien a mediados de los 90, Marc se estableció en Italia y su actividad viró hacia el diseño de mobiliario e iluminación, trabajó principalmente junto a Dainese, fabricante de equipo de seguridad para el motociclismo y ropa deportiva. Pero además, diseñó el equipamiento de los locales comerciales de la telefónica Tim, y los exhibidores de perfumes y sistemas de vidrieras de Ferragamo. Su versatilidad se evidencia aún más, cuando pensamos en sus diseños de piernas ortopédicas y hasta de escopetas.

+¿Qué lo decidió a cambiar de rubro en los 90?
MS En los años 90 volví a Europa, después de la muerte de mi socio comercial en Nueva York. De regreso a Italia, tuve la oportunidad de desafiarme a mí mismo con un tipo de diseño totalmente nuevo, muy diferente al que estaba acostumbrado: era el diseño de muebles, que tiene su tierra natal en este país. Es una cuestión del lugar donde vives y las oportunidades relacionadas que trae. El diseño deportivo está muy orientado hacia la comercialización, mientras que el diseño de muebles se centra en el saber hacer europeo y, en particular, italiano.

+Si tuviera que elegir uno de los tantos y variados proyectos de su carrera, ¿cuál sería y por qué?
MS Yo diría el protector de espalda para Dainese. La gratificación no llegó a través del reconocimiento de su aspecto formal (por el contrario, al principio, la gente solía decir que era feo), sino del hecho de que este producto podía salvar vidas. Recibimos muchas cartas de agradecimiento de personas que habían probado su eficacia, junto con relatos de accidentes graves que podrían haberse convertido en tragedias, si el protector de espalda no hubiese existido.

¿PREMIOS? ¡TODOS!

Si damos un vistazo a sus premios internacionales en diseño, Sadler acumula unos cuantos éxitos: los modelos Drop y Mite y Tite (producidos por Foscarini) le valieron el Compasso d´Oro que entrega ADI en 1994 y 2001. Este prestigioso premio también se aplicó a su biblioteca Big en 2008; mientras que la vitrina para helados Bellevue con tecnología Panorama recibió el IFI en 2014. En 2017, siguieron los galardones: un IF Design Award 2017 por su silla Nassau para Metalmobil, un Red Dot Award por la silla giratoria Elodie para Gaber y el German Design Award 2018 por la lámpara Ghost Vertical para Simes (y nuevamente por Nassau), además de ser nombrado Product Designer of the Year por el Lighting Design Award.

Y hay más. El famoso protector de espalda para Dainese forma parte de la colección de diseño permanente del MoMA de New York y la lámpara Mite para Foscarini está en el Beaubourg de París. Innovación, funcionalidad y una estética limpia suelen caracterizar sus diseños.

+Sus proyectos son reconocidos por ser versátiles y transversales. ¿Cómo es posible gestionar proyectos tan diferentes, sin morir en el proceso?
MS Con la guía de la curiosidad y el sentido común. Vengo del diseño deportivo, que es una rama de la industria donde la investigación y la experimentación con nuevos materiales y procesos de producción es una piedra angular. Eso me permitió cambiar mi conocimiento a sectores en los que el concepto de diseño se refiere únicamente al aspecto estético. Es increíble cómo, a menudo, las diferentes ramas de la industria son compartimientos cercanos que no dialogan entre sí.

+¿Tiene alguna técnica para mantenerse actualizado?
MS En general, no tengo una sola fuente de inspiración. Ésta puede provenir de la observación crítica de cualquier objeto o situación. Tengo curiosidad por la vida y todos sus aspectos. Me gusta vivir en la naturaleza y encontrar inspiración en ella, pero también me gustan las grandes ciudades, donde se reúnen las pruebas del genio humano. Aunque mi comportamiento antisocial es conocido, en realidad, me gusta hablar con otras personas. Sus experiencias pueden ofrecer innumerables fuentes de reflexión.

+¿Hacia dónde piensa que se dirige el diseño como disciplina?
MS El diseño industrial sigue los desarrollos y la producción de la industria de fabricación. La globalización obliga a los diseñadores y a las industrias a crear productos funcionales y atractivos, que deben ser exitosos a nivel internacional. El inconveniente es que, cuando los productos se producen en masa, la estética se ve comprometida, y esto puede conducir a una falta de individualidad. ¿No sería genial si los productos que diseñamos realmente representaran el conocimiento local de diferentes partes del mundo?

ECHAR RAÍCES EN MILÁN

Luego de haber tenido sedes en Nueva York, Hong Kong, Taiwán y Venecia, el estudio de Marc Sadler se estableció definitivamente en zona Tortona, en Milán, a unos metros de la casa que comparten Marc, Paola y sus dos hijos adolescentes. En el estudio, se acostumbra a bocetar, prototipar, experimentar y probar distintos materiales para los proyectos en los que se trabaja.

+En su estudio en Milán, posee un taller donde experimenta y crea sus propios prototipos. ¿Es ésta una de las claves de su trabajo?
MS Crecí en un momento en el que el modelado en 3D no existía y todo estaba hecho a mano. Hoy, después de años de abrumadores modelos virtuales, estamos viendo el regreso del modelo real y físico. Este es un ejercicio muy útil para que el diseñador realice las primeras pruebas en un proyecto y, además, resulta mucho más atractivo y convincente para el cliente.

+¿Cree que existe un estilo de diseño Marc Sadler?
MS No. Por un lado, éste es un límite que me excluye del reconocimiento inmediato del que los proyectos de mis colegas se benefician. Por otro lado, es testigo de mi visión del diseño como resultado de mi capacidad de traducir la mejor capacidad y potencialidad de mi cliente al mercado (por lo que cada vez es diferente).

+¿En qué proyectos está trabajando en este momento?
MS Estoy trabajando en muchos campos diferentes: viajes, iluminación, muebles y comida. ¡Todos son muy estimulantes!

+De no haber sido diseñador, ¿qué otra carrera hubiera elegido?
MS Siempre he soñado con ser cirujano, pero también es cierto que desde que era un niño, me apasionaba el dibujo y mi profesión real es una consecuencia natural de eso.

+¿Qué le recomendaría a un joven diseñador que está comenzando su carrera profesional?
MS “Aprende bien las reglas, para que puedas romperlas de manera efectiva” (Dalai Lama XIV).+

Novum

*Novum, la primera marca de grifería de lujo argentina, presenta lo mejor del diseño de alta gama: muestras, colecciones, tendencias y entrevistas internacionales.*

Novum | Novum en Instagram | Novum en Twitter

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend