Para uso exterior, un conjunto de muebles que invitan al descanso, el encuentro, el diálogo y el relax.

“El conjunto Nave surgió de la necesidad de celebrar el ritual del encuentro en el deck de una casa frente al mar. Fue a partir de la observación de las vigas curvas laminadas de la casa que a modo de cuadernas sostenían su cubierta, que se diseñó esta línea, partiendo del corte longitudinal de las vigas mismas, interviniendo su propia materia prima”, explican desde el estudio que dirige la arquitecta argentina Diana Cabeza.

Realizados en madera laminada de eucaliptus grandi, el banco, silloncito y mesa Nave poseen patas de acero inoxidable, con separadores y regatones en poliamida blanca. El silloncito recibió el Sello de Buen Diseño Argentino 2016.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend