Gracias a la acción de Nike de juntar atletas con artistas para re interpretar las características de las Nike Epic React, el artista de diseño interactivo Lolo Armendáriz y el joven atleta de decatlón, Damián Moretta, se conocen y le presentan al otro su vida y rutina.

Fotos: Agustina Cabaleiro – Zoe Lena Rebecchi

Hay unos 12 años entre los dos. Cuando uno empezó a curiosear con las computadoras y la programación, el otro recién estaba naciendo. Están lejos uno del otro desde el comienzo de su historia: Lolo nunca fue fan de los deportes y sí de todo lo que fuera digital; mientras que Damián conoció su destino de atleta viendo unas Olimpíadas en la televisión. Llamó a su mamá y le pidió que le averigüara dónde podía ir a hacer atletismo y, desde ese momento, su vida está estructurada por las diez disciplinas que practica y compite.

Desde hace dos años, Damián Moretta vive como becado en el CENARD. Terminó el secundario el año pasado, y se dedica a viajar a campeonatos y a entrenar unas 6 horas diarias para prepararse y afrontar los próximos desafíos. Todavía no se decide si estudiar nutrición o profesorado de educación física. Por ahora, su cabeza está en otro lado: mejorar sus marcas para asegurarse un buen puesto en el Mundial de Atletismo, el próximo mes de julio, en Finlandia.

Lolo Armendáriz, por su parte, creció con otras metas. De la generación que nació con el desarrollo de la computación, dio sus primeros pasos en la programación de la mano de un pequeño manual para hacer virus. Su interés no estuvo nunca en cómo crear esos sistemas, sino en entender cómo se hacían. Ahí fue cuando Lolo descubrió que con la programación podía hacer arte, y se interiorizó en el creative coding. En esta investigación, llegó hasta Clandestina Weekend Nerd, donde conoció a otros como él, que lo ayudaron a aprender más sobre el arte en programación. Hoy se dedica al diseño interactivo generando programas que le permiten, en base a ciertos parámetros que él genera, hacer distintas piezas y sacar millones de imágenes, figuras y combinaciones para armar su arte.

LIVIANDAD COMO PUNTO DE CONEXIÓN

Los mundos de Damián y Lolo se unen en la característica liviandad de las nuevas Nike Epic React. Por medio de la iniciativa de Nike, el artista y el atleta tuvieron la oportunidad de conocer más del otro. Al igual que hizo el estudio Cinco con la atleta Fiorella Chiappe con el concepto esponjosidad y Leonardo Solaas con el deportista Guillermo Ruggeri con el de reacción, Lolo y Damián jugaron a deconstruir esta característica de las zapatillas, en busca de una aplicación artística. De la unión de estas mentes, salió la instalación que Lolo armó en House of Go. Su obra capturaba el movimiento de las personas, generando unas partículas de colores que son como plumitas en el viento que se mueven.

El encuentro entre los dos jóvenes fue un intercambio de conocimientos. Damián le mostró a Lolo cómo funciona la mente de un atleta: en qué pone atención a la hora de elegir un calzado para corre, cómo son sus entrenamientos y la importancia de un calzado liviano para salir a la pista. Con este relato, Lolo pensó su instalación, y luego se la presentó al atleta que corrió, saltó y se movió delante de una pantalla, de la misma forma que lo hubiera hecho en la pista.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend