Hasta principios de julio, Julio Alan Lepez exhibe 30 obras en el Paseo de las Artes Duhau. Una oportunidad para redescubrir la representación plástica de la figura humana, a través de la sensibilidad de un artista con sólida formación técnica y mucho que decir a través de sus “Pinturas”.

Texto: Marcela Fibbiani

Apenas terminó la secundaria, Julio Alan Lepez ingresó en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, donde reconoce haber aprendido más de sus compañeros que de sus profesores. Y admite que fue durante esos años de estudio que surgieron las bases de su propia imagen plástica, eligiendo representar la figura humana mediante el dibujo, la pintura y el collage.

En su muestra individual “Pinturas” -que inauguró el 19 de mayo en el Paseo de las Artes Duhau-, puede verse una selección de sus obras, que evidencian su clara habilidad y fascinación por la representación de la figura humana. Julio domina la técnica del dibujo: utiliza modelos (a los que estudia sacándoles fotos hasta lograr las poses necesarias), trabaja principalmente en tamaño real, y sus trazos son en la clásica (y amada) carbonilla, para ser luego acompañados con pintura al óleo y con aerosoles en algunos casos.

Sin embargo, el trabajo de Julio excede los límites tradicionales del lienzo sobre el bastidor y se extiende gracias a trozos de cartón, maderas y otros objetos que incorpora al soporte principal de su obra. Algunas de sus obras-esculturas simulan ser mecanismos que sólo necesitan que el observador las accione para imprimirles movimiento. Pero no, son caprichos compositivos del autor: los objetos añadidos (que han sido encontrados al azar, y que tal vez permanecieron durante años en su taller hasta que finalmente encontraron su función dentro de una obra) son un juego que completa la imagen.

¿Cómo se inicia el proceso de una obra? El disparador suele ser un título que, por lo general, surge de alguna lectura de este artista amante de la literatura. Y luego, la búsqueda tiene que ver con lograr resolver plásticamente ese enunciado. Personas, situaciones, objetos de lo más disímiles concretan con impronta artística estos conceptos.

Porteño del barrio River, Julio Alan Lepez ya expuso en el Centro Cultural Recoleta, en arteBA, en el Palais de Glace, y ahora hasta el 10 de julio en el Paseo de las Artes Duhau, un espacio cultural del hotel Palacio Duhau-Park Hyatt Buenos Aires, dedicado a difundir el arte contemporáneo latinoamericano. El acceso está abierto al público de lunes a domingo, tanto por Avenida Alvear 1661 como por Posadas 1350, en la Ciudad de Buenos Aires.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend