Del 20 al 23 de septiembre se celebró en la ciudad de Colonia, Alemania, la feria internacional Kind + Jugend, dedicada al mobiliario y equipamiento para bebés y niños.

Texto y fotos: Erika Bucholc

En Kind + Jugend, se puede encontrar todo lo que los bebés, niños y sus padres necesitan: desde cochecitos, andadores y busters hasta equipamiento para el hogar, pasando por ropa, objetos y juguetes. El predio cuenta con once pabellones perfectamente divididos en categorías, logrando así que el visitante pueda focalizar su atención en lo que más le interesa (de otro modo, sería prácticamente imposible verlo todo).

En nuestra visita, nos enfocamos puntualmente en muebles, juguetes y algo de innovación en movilidad para el bebé. La sustentabilidad y lo orgánico siguen marcando tendencia en cuestión de materiales y formas de producción. En lo que se refiere al mundo del mueble, se están utilizando mucho las maderas livianas y ecológicas como plywood y bamboo, logrando además reducir costos en la logística.

Con su escaso peso y la posibilidad de enviar cualquier mueble en caja, el consumidor final recibe su paquete a muy bajo costo, y se encarga de armarlo él mismo. “Ikea Style” fue una frase muy escuchada en los pasillos de la feria, ya que muchas de las empresas están copiando el sistema de logística del gigante sueco.

Reducir espacio es la clave. Tanto para los depósitos de los distribuidores, comercios y traslados, como así también para facilitar el guardado en los hogares. Un ejemplo es el carrito para bebé, un producto que -históricamente- fue grande e incómodo para trasladar. Hoy en día, existen innumerables empresas que compiten por tener el mejor diseño y funcionalidad. Y con esto nos referimos al plegado, tamaño, peso, facilidad de apertura y cierre, posibilidad de adaptarle accesorios. El objetivo es que una madre pueda realizar estas tareas con una sola mano, teniendo en cuenta que la otra está ocupada cargando al bebé. De esta forma, completando todos estos ítems, recién empiezan las marcas a catalogarse como competitivas.

Nuestra elegida en este rubro fue la empresa francesa BabyZen. Su carrito YoYo cuenta con un armazón básico y, a partir de allí, se elige el tipo de asiento, silla de auto o paseo. Y además, se puede adicionar todo tipo de accesorios (hasta llevarse como equipaje de mano en la cabina del avión).

PICKLER, MONTESSORI Y WALDORF

Por otro lado, notamos un gran crecimiento en la variedad de juguetes didácticos y mobiliario, teniendo en cuenta las pedagogías como Pickler, Montessori y Waldorf, todas con orígenes europeos (húngara, italiana y alemana respectivamente). Más allá de sus grandes diferencias, todas se basan en enfocar las necesidades de los niños desde su óptica: altura, posibilidades motrices, fisiología, etc. Y a partir de allí, desarrollar productos que se adaptan a las mismas.

La pedagogía Waldorf se basa en la utilización de materiales eco-friendly-orgánicos, como por ejemplo, maderas y no plásticos. Juguetes didácticos simples, para que los niños tengan la posibilidad de desarrollar la imaginación. La empresa Pinolino cuenta con una amplia línea (en tamaños especiales para niños) de cocinitas, parrillas, estaciones de servicio, estacionamientos, etc.

Montessori se basa en adaptar los objetos y mobiliarios de uso cotidiano a las necesidades del niño. Vimos infinidad de camas bajas, casi con altura de piso, con estilo “casita” y torres de aprendizaje con diferentes usos que acompañan el crecimiento del niño.

Bajo el lema “Inspired by Montessori”, la marca alemana Coclico presentó toda una línea de muebles combinando telas ecológicas con maderas nobles. Hechos por adultos, pero pensados y adaptados a las medidas de los niños: sillitas, sillones, cómodas. Por su parte, Flippo Kids presentó su Torre de Aprendizaje con múltiples usos, totalmente plegable y fácil de armar. Por último, la española MiCuna se mostró con su nueva línea llamada Missouri.

Ette teté -una empresa que cree fehacientemente en el libre movimiento de los niños- lanzó su línea de juegos y mobiliario para incentivar de forma natural la motricidad de los más pequeños, acompañándolos en su desarrollo.

Una vez más, notamos que la tendencia continúa aprovechando la sabiduría del pasado para adaptarlo al presente, utilizando la tecnología y capacidad productiva que existen hoy en día.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend