Producida por Bonaldo, una biblioteca que es un homenaje del diseñador Fabrice Berrux a su abuelo parisino.

“En el departamento de mi abuelo, una habitación me fascinaba más que ninguna otra: era la que él ocupaba hasta altas horas de la noche: su estudio, o más bien su cámara de maravillas, su gabinete de curiosidades. Creación y memoria, donde se mezclaron libros, pinturas, máscaras, esculturas y otros mil objetos indispensables”, reflexiona el diseñador Fabrice Berrux, graduado en 1986 de la National Arts School en Dijon, al Este de Francia.

Quince años después, estos recuerdos se convierten en una biblioteca concebida como arquitectura modular. Cabinet de Curiosité consta de seis módulos diferentes de acceso libre, para obtener la configuración deseada. Cada módulo posee una fachada y un número variable de ventanas y nichos diseñados para alojar, organizar y sacar libros, recuerdos y objetos de todo tipo. La estructura es de madera laqueada gris antracita, con frente blanco mate.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend