La marca Complot presentó su colección otoño-Invierno 2012, una propuesta inspirada por el estilo rockero, pero con una interesante exploración en el mundo de las texturas.

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

Jessica Trosman diseñó una edición limitada JT para Complot

Grupo Lavial en la presentación de Complot

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

Complot otoño-invierno 2012

s así como en las prendas se encuentran materiales variados como el cuero, las pieles, además de tejidos, metalizados y transparencias. También se destacan las formas geométricas, y la convivencia de los lunares con las rayas. El estilo que propone la colección es amplio, y hace hincapié en la combinaciones osadas. Por un lado, prendas con una fuerte impronta masculina: camisas cerradas, pantalones ajustados y tapados rectos. Por otra parte, piezas rockeras con reminiscencias al glamour de la década del 70, logran combinaciones sofisticadas, a partir de abrigos con pieles y texturas bordadas con lentejuelas.   Los estampados con diferentes motivos siguen siendo los protagonistas de las clásicas remeras y maxi-sweaters de la firma, además de los jackards  y las infaltables tachas, que se vuelven a encontrar en muchas de las prendas. En la paleta de colores apuesta al dorado, al óxido y al mostaza, combinados con tonos como el piel, el bordó y el crudo.  Los accesorios, como los zapatos acordonados y las plataformas, además de las carteras y bolsos de cuero, pañuelos y cinturones con hebillas, aportan un detalle vintage y dan el último toque. Para esta temporada, la diseñadora Jessica Trosman puso su sello en una edición especial, a partir del uso de sus texturas más características -metalizados, salpicados y degradeé- sobre algunas prendas insignia de la marca.+ Es así como en las prendas se encuentran materiales variados como el cuero, las pieles, además de tejidos, metalizados y transparencias. También se destacan las formas geométricas, y la convivencia de los lunares con las rayas.

El estilo que propone la colección es amplio, y hace hincapié en la combinaciones osadas. Por un lado, prendas con una fuerte impronta masculina: camisas cerradas, pantalones ajustados y tapados rectos. Por otra parte, piezas rockeras con reminiscencias al glamour de la década del 70, logran combinaciones sofisticadas, a partir de abrigos con pieles y texturas bordadas con lentejuelas.  

Los estampados con diferentes motivos siguen siendo los protagonistas de las clásicas remeras y maxi-sweaters de la firma, además de los jackards  y las infaltables tachas, que se vuelven a encontrar en muchas de las prendas.

En la paleta de colores apuesta al dorado, al óxido y al mostaza, combinados con tonos como el piel, el bordó y el crudo.  Los accesorios, como los zapatos acordonados y las plataformas, además de las carteras y bolsos de cuero, pañuelos y cinturones con hebillas, aportan un detalle vintage y dan el último toque.

Para esta temporada, la diseñadora Jessica Trosman puso su sello en una edición especial, a partir del uso de sus texturas más características -metalizados, salpicados y degradeé- sobre algunas prendas insignia de la marca.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend