Hace diez años que el diseñador Marcelo Giacobbe orbita dentro del universo de la moda local. Durante algún tiempo, trabajó bajo el ala de varias marcas y diseñadores hasta que, en el 2008, empezó a construir su propia firma.

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Marcelo Giacobbe al final de su desfile en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Desfile Marcelo Giacobbe en BAFWeek

Un poco estimulado por el encargo de un vestido de novia familiar, el camino lo fue llevando a involucrarse, primero, en el diseño de bridal de la mano de su marca Vernissage By Marcelo Giacobbe. “Luego, la firma tuvo un relanzamiento con diseños que ya llevaban mi nombre, sin más. Antes, hubo una etapa en la cual me asustaba que estuviera mi apellido al frente de mis prendas, pero ya no”, confiesa.  ¿Qué sucedió entremedio? El concurso Semillero UBA primavera-verano 2011, del cual resultó uno de los dos ganadores (presentando por primera vez una colección en BAFWeek) y tres meses de introspección durante un viaje a Europa. “Ese viaje subió mi canon de exigencia en cuanto al diseño”, cuenta Giacobbe, que se involucra en todos los pasos de la creación. Hoy no sólo diseña vestidos de novia, sino también prêt-à-couture y sastrería, que fusiona un corte masculino con detalles femenino. + ¿Cómo es el estilo de la Marcelo Giacobbe? MG Es un cruce entre diferentes situaciones y sentimientos: lo romántico e idealista de la costura por un lado, y la exactitud y la racionalidad de la sastrería, por otro. Mi intención a nivel estético es transportar al usuario a otra época, sin generar un diseño vintage. En la última colección, se trató de la década de los 40 en Berlín y París, con una figura de mujer parecida a la de Marlene Dietrich. Trabajo siempre con una paleta de naturales (del color piel al beige), porque me gusta el plano íntimo y lo que alude a él. También con el contraste entre blanco y negro y acentos de dorado. Los brillos y los adornos. + ¿Prendas representativas de la última colección? MG Sacos de corte masculino, corsés y vestidos. + ¿Te vestís acorde a lo que diseñás para tu marca? MG De alguna manera, y no es intencional. Soy muy simple y, generalmente, elijo prendas de vestir de líneas modernas, en blanco y negro, que combino con zapatos, más que con zapatillas. No tengo fascinación por seguir la moda al pie de la letra. Me gusta, pero intento ser clásico.  + ¿Lugar favorito en busca de inspiración? MG Cambia según el momento. En esta última colección de invierno, podría decir que fue Berlín. Tiendo a trabajar de noche, pero a veces me inspira el día. También me nutro del cine (Lars von Trier, Ingmar Bergman y  Alfred Hitchcock) y la naturaleza y, sobre todo, de cómo incide el factor humano en ambas. + ¿Qué diseñadores te atraen? MG Durante mucho tiempo, seguí a Helmut Lang, por su compaginación entre hombre y mujer, sastrería y estética deportiva. + ¿Una reflexión sobre la moda argentina? MG Creo que la moda en el país representa a los argentinos: es más clásica y atemporal que en otras partes. Si bien existe una idea de que seguimos la moda, yo creo que ésta es un poco más estática acá, y me parece que está bien, porque es acorde a la manera de consumir que tenemos, y a la forma de producción de la moda local. También, es muy marcada la diferencia entre diseñadores y marcas, y sería interesante que hubiera más fusión entre ambas; no creo que el diseño de autor tenga que mantenerse lejos de la calle. Igualmente, la moda está creciendo, y le está dando más oportunidades a gente que recién empieza, como yo. + Un poco estimulado por el encargo de un vestido de novia familiar, el camino lo fue llevando a involucrarse, primero, en el diseño de bridal de la mano de su marca Vernissage By Marcelo Giacobbe. “Luego, la firma tuvo un relanzamiento con diseños que ya llevaban mi nombre, sin más. Antes, hubo una etapa en la cual me asustaba que estuviera mi apellido al frente de mis prendas, pero ya no”, confiesa.
¿Qué sucedió entremedio? El concurso Semillero UBA primavera-verano 2011, del cual resultó uno de los dos ganadores (presentando por primera vez una colección en BAFWeek) y tres meses de introspección durante un viaje a Europa. “Ese viaje subió mi canon de exigencia en cuanto al diseño”, cuenta Giacobbe, que se involucra en todos los pasos de la creación. Hoy no sólo diseña vestidos de novia, sino también prêt-à-couture y sastrería, que fusiona un corte masculino con detalles femenino.
+ ¿Cómo es el estilo de la Marcelo Giacobbe? MG Es un cruce entre diferentes situaciones y sentimientos: lo romántico e idealista de la costura por un lado, y la exactitud y la racionalidad de la sastrería, por otro. Mi intención a nivel estético es transportar al usuario a otra época, sin generar un diseño vintage. En la última colección, se trató de la década de los 40 en Berlín y París, con una figura de mujer parecida a la de Marlene Dietrich. Trabajo siempre con una paleta de naturales (del color piel al beige), porque me gusta el plano íntimo y lo que alude a él. También con el contraste entre blanco y negro y acentos de dorado. Los brillos y los adornos.
+ ¿Prendas representativas de la última colección? MG Sacos de corte masculino, corsés y vestidos.
+ ¿Te vestís acorde a lo que diseñás para tu marca? MG De alguna manera, y no es intencional. Soy muy simple y, generalmente, elijo prendas de vestir de líneas modernas, en blanco y negro, que combino con zapatos, más que con zapatillas. No tengo fascinación por seguir la moda al pie de la letra. Me gusta, pero intento ser clásico.  
+ ¿Lugar favorito en busca de inspiración? MG Cambia según el momento. En esta última colección de invierno, podría decir que fue Berlín. Tiendo a trabajar de noche, pero a veces me inspira el día. También me nutro del cine (Lars von Trier, Ingmar Bergman y  Alfred Hitchcock) y la naturaleza y, sobre todo, de cómo incide el factor humano en ambas.
+ ¿Qué diseñadores te atraen? MG Durante mucho tiempo, seguí a Helmut Lang, por su compaginación entre hombre y mujer, sastrería y estética deportiva.
+ ¿Una reflexión sobre la moda argentina? MG Creo que la moda en el país representa a los argentinos: es más clásica y atemporal que en otras partes. Si bien existe una idea de que seguimos la moda, yo creo que ésta es un poco más estática acá, y me parece que está bien, porque es acorde a la manera de consumir que tenemos, y a la forma de producción de la moda local. También, es muy marcada la diferencia entre diseñadores y marcas, y sería interesante que hubiera más fusión entre ambas; no creo que el diseño de autor tenga que mantenerse lejos de la calle. Igualmente, la moda está creciendo, y le está dando más oportunidades a gente que recién empieza, como yo.+
Esta nota se publicó en el #37 de Revista 90+10.

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend