Maca Sánchez y su lucha por incluir

Es la primera jugadora de fútbol profesional de Argentina. Maca Sánchez es una de las mujeres que eligen desarrollarse profesionalmente, más allá de los estereotipos.

Junto a la cantante Zoe Gotusso y la co-fundadora de Chicas en Tecnología Carolina Hadad, Maca Sánchez fue elegida por Sedal para ser parte de la campaña Repensemos el Rosa, Juntas!, para compartir cómo fue que decidieron desarrollarse profesionalmente en ámbitos que, por lo general, son liderados por hombres.

Maca Sánchez, Zoe Gotusso y Caro Hadad

Repensar el rosa es inspirar a las mujeres a ser quienes quieran ser, sin condicionamientos. Y la futbolista Maca Sánchez es un claro ejemplo de cómo es posible desarrollarse profesionalmente en un mundo de hombres. 

A partir de que en marzo de 2019 la AFA la profesionalización del fútbol femenino en Argentina, en el mes de abril, 15 jugadoras del plantel de San Lorenzo de Almagro fueron las primeras en tener contratos profesionales en el fútbol femenino local. Entre ellas, Maca Sánchez quien -además- fue homenajeada por la Legislatura porteña por su lucha por la igualdad de género en el fútbol. Es que, a su vez, Maca milita el feminismo y estudia Trabajo Social en la Universidad de Buenos Aires.

+¿Qué significa para vos “poder vivir del fútbol”?

MS Es lo que siempre soñé, y por lo que siempre luché. Es mi sueño desde que agarré una pelota por primera vez, desde que tengo 5 años. Es una satisfacción haberlo conseguido.

+¿Cómo es un día típico de Maca Sánchez? 

MS Un día típico en mi vida es levantarme medianamente temprano –entre las 8 y las 9- , hacer entrevistas, producciones o fotos, charlas, ir a entrenar. Algunas veces el día termina ahí, entre las 7 y las 8 de la tarde. Si no, sigo con entrevistas o charlas, que ayudan para visibilizar la lucha del futbol.

+¿Cómo combinás los entrenamientos con el estudio y tu militancia feminista?

MS Se hace bastante difícil. Es muy desgastante, pero son tres cosas que me gustan mucho. La verdad es que mi prioridad hoy en día es el futbol porque es de lo que vivo, pero también le dedico muchísimo tiempo a la militancia y el estudio. Son tres cosas fundamentales en mi vida porque cuando se me termine el futbol, el trabajo social es lo que quiero hacer. Y sé que después del futbol, no tenemos el privilegio de vivir eternamente de lo que cobramos como jugadoras. Entonces, es algo que quiero hacer porque es parte de mi futuro. Hay que encontrarle la vuelta y tratar de darle productividad al día, y poder acomodarte los horarios para hacer todo. Para mí, todo es sumamente importante.

+¿Cuáles son los próximos objetivos para lograr la igualdad en el fútbol?

MS Mis objetivos son seguir peleando por lo que nos corresponde, haciendo que el futbol femenino y nuestros reclamos se vean. Seguir peleando porque en los clubes haya futbol infantil y juvenil;  me parece que es una gran deuda. Por otro lado, conseguir que todas las jugadoras cobren un salario digno y podamos vivir del futbol. Que eso se termine con el tiempo desarrollando también en el interior del país, y que no se centralice solo en Buenos Aires.

SOBRE TODO, INSPIRAR

Para Sedal, Repensar el Rosa significa reflexionar sobre la brecha de género en el ecosistema laboral, identificando aquellas industrias en las que las mujeres siempre han tenido que luchar por hacerse un lugar (como en la tecnología, en la música, en ciertos deportes), así como la desigualdad de salarios a igual tarea, o las pocas posibilidades de llegar a ocupar cargos jerárquicos. Y, claro, inspirar.

+¿Qué le dirías a aquellas nenas que sueñan con ser jugadoras de fútbol?

MS Les diría que no lo dejen de intentar y siempre persigan ese sueño. Va a ser difícil, un camino con muchas trabas y dificultades, pero las que estamos ahora peleando por un futbol más igualitario lo estamos haciendo también por ellas, por las que vienen atrás nuestro. Para que puedan vivir del futbol como siempre desearon y quieren.

+¿De qué forma repensás vos el Rosa?

MS Repienso el rosa cuando me replanteo los estereotipos, las cosas que nos quiere imponer la sociedad, los roles que la sociedad quiere que las mujeres cumplamos. Repienso el rosa cuando veo a nenas que por ahí están sufriendo porque no pueden jugar al futbol; cuando veo que las mujeres estamos excluidas de muchos espacios donde deberíamos estar. Entonces, repienso el rosa cuando me planteo el rol que ocupa la mujer en la sociedad.

+¿Por qué te interesó ser parte de la campaña de Sedal?

MS Porque creo que tienen un fin y un propósito que a mí me interpela 100%: inspirar a niñas y mujeres a nuevas posibilidades, invitándolas a reflexionar y a repensarse fuera de los roles preestablecidos socialmente, para que puedan decidir a conciencia sobre su futuro. Es decir, dejar los estereotipos de lado, y dejar de creer que hay cosas que pueden hacer los varones y cosas que pueden hacer las mujeres. Excede lo binario y va más allá. Es algo que hoy el feminismo se está planteando, y por lo cual está luchando mucho. Dejar de analizar todo desde hombres o mujeres, y ver la realidad de que la lucha es por incluir y no excluir.+

Más artículos
Muse Tribalizer, las zapas deportivas de Cara Delevigne