Edificio de viviendas para cuatro amigos

Cuatro parejas de amigos se unen en un proyecto en común para construir en Barcelona un edificio de cinco viviendas con espacios comunitarios de relación y convivencia. Los promotores del edificio son sus propios usuarios, quienes deciden construir su nuevo hábitat apostando por la calidad arquitectónica, el diseño pasivo y la sostenibilidad.

NUEVAS MANERAS DE HABITAR

Las viviendas de unos 80 m² disponen de dos terrazas, una a fachada patio y otra a fachada calle, que garantizan una ventilación cruzada y conforman los frentes de los testeros. Las salas de estar- cocina-comedor se ubican en la fachada posterior en relación directa con el patio del edificio.

El patio de acceso en planta baja y la piscina en cubierta se diseñan como espacios de relación y de actividades para todos los vecinos.

RELECTURA DE MATERIALES Y SISTEMAS TRADICIONALES

El proyecto propone una relectura de materiales y sistemas constructivos de toda la vida, incorporándolos a un nuevo lenguaje arquitectónico. La combinación de materiales como la madera, la cerámica y el hormigón dan al conjunto la textura, tonalidad y calidez buscadas.

El sistema de persianas de madera (corrugables con lamas orientables), inspirado en los porticones tradicionales de la ciudad permite tamizar la luz solar en las terrazas y mejorar el confort térmico de las viviendas, al mismo tiempo que genera un juego de llenos y vacíos dinámico en los testeros del edificio.

El proyecto ha buscado la integración y coherencia con el contexto urbano reconociendo el carácter industrial del barrio y usando materiales propios de la arquitectura fabril del Poblenou como: el ladrillo manual, la cerámica y la madera de los porticones.

BÚSQUEDA DEL CONFORT TÉRMICO / ARQUITECTURA PASIVA

El proyecto ha buscado en todo momento el compromiso con la arquitectura pasiva reinterpretando el uso de sistemas constructivos y soluciones técnicas propias del lugar.
Escalera comunitaria ventilada e iluminada naturalmente.

La fachada longitudinal que incorpora la escalera comunitaria está resuelta con una celosía cerámica de formato rectangular que permite la ventilación e iluminación natural y constante, al mismo tiempo que genera diversos matices de luz natural en el acceso.

ENVOLVENTE Y CERRAMIENTOS EFICIENTES / ENERGÍA RENOVABLE (AEORTERMIA)

El edificio (con clasificación energética A) se ha construido con criterios de diseño pasivo que mejoran la eficiencia energética y permiten reducir considerablemente el consumo energético, con medidas como el uso de una buena envolvente térmica con doble muro y aislamiento de 10 cm en fachada y 12 cm en cubierta.

Todas las viviendas disponen de un sistema de calefacción y refrescamiento con suelo radiante y climatización integrada alimentados por un sistema de energía renovable (aerotermia).

CALIDAD AMBIENTAL DE LOS ESPACIOS

El diseño de los espacios interiores ha buscado el equilibrio formal y el buen diálogo entre los diferentes materiales.

Iluminación eficiente e integrada en todos los espacios de uso comunitario y privado
La iluminación interior se ha estudiado en todos los espacios integrando las diferentes luminarias tipo Led de luz cálida y incorporando sistemas de regulación y control que permiten adecuar los niveles e intensidades lumínicas, al mismo tiempo que garantizan el ahorro energético.

PISCINA COMUNITARIA / PLANTA CUBIERTA

Los espacios comunitarios, como el patio de planta baja o la piscina situada en la pileta cubierta, se entienden como una extensión de la vida privada. Una obra de Lussi + Partner AG, Lola Domènech.

También podés leer esta nota en Arqa.+

Más artículos
Design! Oggetti, processi, esperienze