Para ambientar un área dedicada a los adolescentes en el Centro Cultural Recoleta, el diseñador argentino Federico Varone creó una línea de mobiliario multifuncional.

Dentro del Centro Cultural Recoleta existe el espacio Clave 13/17. Dirigido exclusivamente a los adolescentes, necesitaba un mobiliario que respondiera a sus demandas y actividades propias, como muestras, workshops y recitales. Es así que Rodrigo Alonso (a cargo de la curaduría de la muestra “Viral Mural”) convocó al diseñador argentino Federico Varone.

“Debía ser un espacio experimental, lúdico, que permitiera varias opciones de uso, y respondiera a las necesidades puntuales, dependiendo de las actividades que se realizaran y que estuviera en sincronía con el mural que intervendría las paredes, realizado por Valeria Calvo. Luego de las reuniones, investigación, análisis y observación del uso del espacio, se diseñó la colección/ambientación Mutantes”, nos explicó Federico.

De esta forma, la ambientación se dividió en tres zonas: Zona Workshop en el puente del reloj, Zona Lúdica en el ingreso al multiespacio, y la Zona de actividades y “Rancheo” en el multiespacio. También se diseñó la boletería de ingreso en la planta baja.

MUTANTES

La colección o familia de productos surge del concepto de mutación, cambio, romper límites, que son propias de la etapa adolescente y de este espacio que alberga múltiples actividades. Formas amigables, curvilíneas, donde los materiales chocan y trabajan en conjunto, generando diferentes capas de texturas. La resistencia era un requisito, por lo cual se definió trabajar con una estructura metálica como soporte.El metal otorga resistencia y durabilidad, teniendo en cuenta el uso intensivo por los adolescentes; la textura perforada de la chapa metálica y la superposición de capas del OSB plantean la idea de la diversidad y cambio. Las estructuras metálicas también fueron pensadas conceptualmente como productos que rozan lo urbano, pero planteados para interior, la calle, las plazas, que son puntos de encuentro de los adolescentes.

Se diseñaron mesas, sillas, banquitos, banquetas y paneles que pudieran dividir, escribir, exhibir trabajos/obras. Los objetos y productos son apilables y encastrables, permitiendo transformar el espacio acorde a la actividad a realizar. Además, se incluyeron juegos como metegol, tejo, arcade, mesa de ping-pong y lockers, para que los asistentes pudieran guardar las pertenencias durante su estadía en el espacio. Para la zona de recitales, se diseñó un escenario modular que pudiera desarmarse y ubicarse en el perímetro del espacio y funcionar como pseudo asiento/zona de guardado.

Finalmente, surgió una familia de equipamiento para ser usado como superficie de sentado, descanso, juego. Los dos “gusanos” tienen tres alturas (20/80/40cm), respondiendo a las diferentes formas de uso de los asientos por parte de los adolescentes. A su vez, la zona más alta genera una especie de cueva, permitiendo que una persona se siente debajo si busca privacidad o contención. Además, los gusanos pueden superponerse, formando y multiplicando los recorridos de superficie.

Otra de las necesidades contempladas fue la de cargar dispositivos electrónicos. Es por eso que se pensaron dos ombligos tipo hitos que funcionan como superficie de sentado y poseen una zona de carga y apoyo de dispositivos. Pueden ubicarse en cualquier zona del espacio, ya que son independientes a la red eléctrica.

Con una paleta de colores no uniforme, Mutantes es un equipamiento pensado para adolescentes, pero que también puede ser utilizado por personas de diferentes edades: los niños lo usarán como parque de diversiones, los adolescentes para experimentar y los adultos intentarán darle un uso más tradicional.

En el Centro Cultural Recoleta, Junín 1930, CABA, de martes a viernes de 13.30 a 22hs, sábados y domingos de 11.30 a 22hs. Lunes cerrado.+

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend