La cocina argentina premiada con el Good Design Award 2020

Una cocina de alta gama recibe el Good Design Award del Chicago Athenaeum: Museum of Architecture and Design. Su diseñador es argentino y la produce en Rosario.

Desde hace 70 años, cada año, The Chicago Athenaeum presenta el Good Design Program, para destacar el diseño gráfico y de producto más innovador del mundo. Han sido premiados desde un clip al Boeing 787 Dreamliner, y una nave espacial de la NASA. En 2020, en la categoría Kitchen+Appliances, un producto argentino fue galardonado por su calidad, funcionalidad y estética de alto nivel, luego de un proceso de selección del que participaron más de 3 mil diseños en el rubro. Su diseñador es Matías M. Ferreyra.

LA COCINA COMO OBJETO DE ARTE

Estudió diseño en el Instituto Belgrano de la ciudad de Rosario. Matías M. Ferreyra tiene 33 años y desde hace 11, diseña cocinas de alta gama para el hogar, que comercializa a través de su marca Luxor Gas. “Arranqué a diseñar cocinas a los 22 años, después de ver que en el mercado argentino no había cocinas de diseño. Normalmente, se veían cocinas de línea blanca tradicional, en acero o blancas, y cocinas industriales muy rústicas. Es por eso que decidí convertir la cocina en un objeto de arte. Ser la primera marca que en el país compitiera con las marcas importadas como Smeg o Ariston fue el principal objetivo”, recuerda.

Luxor Gas ofrece cocinas, hornos, anafes, campanas, parrillas a gas y quemadores. Su diferencial, es que nacen a partir del diálogo con los clientes y de escuchar sus necesidades. Para Matías, es muy importante hablar con la gente a la hora de diseñar un producto, y por varias razones: “Para saber qué opinan de éstos y qué mejoras sugieren. Saber cuál es la cocina ideal para cada usuario, me ayuda a mejorar cada diseño y su funcionamiento”.

La cocina ganadora, llamada Luxor Gas Stove Folium, es totalmente espejada, con detalles de hojas de otoño. De acero quirúrgico, posee perillas cortadas y soldadas a mano en forma de corazón, así como comandos de aviación en lugar de los clásicos botones de plástico.

El horno fue diseñado como un horno de panificación francés (u horno de barro), con el techo abovedado para lograr el efecto de calor envolvente. Además, es el primer horno a gas con motor convector doble, un sistema que en general se ve en cocinas eléctricas. Esto acelera la cocción y calienta de forma envolvente. También viene con piedra de cocción para hacer pizza a la piedra o pan casero, directamente sobre ella.

+¿Cómo conociste el premio Good Design y por qué te interesó participar?
MMF
Lo conocí gracias a las principales marcas europeas que todos los años publican los diseños ganadores. Son tres los premios mundiales más importantes que todo diseñador o marca aspira a ganar: red dot, Good Design y Compasso d’Oro. Quise participar para saber si estaba a la altura de grandes marcas. El Good Design de Chicago es el premio más antiguo de diseño y arquitectura del mundo. El jurado es internacional, conformado por diseñadores reconocidos, revistas de diseño, arquitectos y artistas de primer nivel. Es un filtro muy grande el que se hace, y sólo los más distinguidos de 54 países reciben el premio según su categoría. Marcas como Ferrari, Ducati, Google, la Nasa, Rolex, Smeg y Hyundai participan cada año para lograr este reconocimiento. Los productos ganadores forman parte de una exhibición en el Chicago Athenaeum: Museum of Architecture and Design.

Luxor Gas Stove Folium. Flujo calor del horno

+¿Por qué pensás que tu cocina fue reconocida con este premio del que participan marcas internacionales, que manejan alta tecnología y recursos?
MMF
Principalmente por su diseño; sale de lo convencional. La perillas corazón, los comandos de encendido con forma de palanca, el diseño del horno. Varios diseños presentados apuntan a lo minimalista y muy simple. En muchos casos, van a la tecnología táctil; son más de lo mismo. En cambio, una cocina sin electrónica y con comandos parecidos a los de los equipos de audio es algo que no se ve todos los días. Hay quienes dicen que la cocina parece un parlante de guitarra, y eso impacta a primera vista.

DISEÑAR, PRODUCIR Y COMERCIALIZAR EN ARGENTINA

¿Cómo se logra esto? Pues, no es nada fácil. Sobre todo, por la inestabilidad económica. Así lo explica Matías: “En cualquier país industrializado, cuentan con los recursos, tecnología y proveedores de primer nivel que respetan lo que la industria pide. En Argentina, diseñar un producto lleva más tiempo y esfuerzo, porque se debe pensar principalmente en la materia prima: que sean accesorios y piezas que no dependan de la importación, para poder ser constantes en la fabricación y no frenar la línea de trabajo. Otro problema es la falta de créditos accesibles que fomenten la inversión. Todo se hace con recursos propios”.

En cuanto a la comercialización, Luxor Gas trabaja con locales propios en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Neuquén y Mendoza, evitando las cadenas de electrodomésticos o revendedores, con el fin de brindar un mejor asesoramiento y precios competitivos. “Es muy importante la buena atención, dedicarle el tiempo a cada cliente para que pueda elegir el diseño que más le guste y el producto que cubra sus necesidades. Vendemos objetos de diseño, no electrodomésticos”.

Cada tres años, Luxor Gas renueva su línea o lanza nuevos productos, a diferencia de marcas que fabrican lo mismo durante décadas. “La supervivencia de una marca de diseño argentino depende fundamentalmente del cambio constante. En mi caso, es seguir a marcas de vanguardia mundial y llevar a la Argentina a ser un país más industrializado y reconocido en la innovación, aportando en todo lo que pueda: premios internacionales, presentaciones en ferias mundiales y comercialización internacional, sin tener que envidiar nada a las marcas europeas. Es un gran proyecto, pero tengo confianza de que con los años se va a lograr. Recién arrancamos”.+

Siguiente
Susi Aczel