El arte hoy cuenta con un aliado infinito que es la tecnología, para innovar, darle libertad a las ideas y estimular la mente de los artistas y espectadores. Repasamos instalaciones artísticas del mundo en las que priman la Realidad Virtual, sensores de movimiento, algoritmos y sonidos, para que la obra se complete con la interacción de los espectadores.


Está todo ahí: las herramientas, las influencias, la tecnología y, claro, Internet. Todo lo que necesita nuestra mente creativa para producir piezas artísticas que representen nuestros pensamientos, principios y mensajes, están al alcance de nuestra curiosidad.

Hoy en día las disciplinas se mezclan, y ya no hablamos de una obra en una sola materialidad o técnica, sino de proyectos conceptuales que representan con luz, sonido e imagen la idea que los artistas nos quieren transmitir y hacernos partícipes. Esa es otra evidencia del cambio de paradigma artístico actual: antes, veíamos una obra y la interpretábamos; hoy somos parte de ella, interviniéndola o modificándola, gracias a nuestra interacción . Los artistas buscan -justamente- que su obra se complete con nosotros, los visitantes.Gracias a las nuevas tecnologías (como los sensores de movimiento, la Realidad Virtual, los algoritmos que creamos a partir de nuestras elecciones y gustos, los softwares de movimiento que siguen nuestros pasos y más), hoy marcamos el destino de una obra con nuestra participación.

Esa idea de que las obras cambian con nuestro fluir y movimiento, se acerca mucho a la que adidas P.O.D. propone con su nuevo modelo, ya que busca generar esa misma sensación de libertad al usar el calzado. Escogimos, entonces, algunos proyectos artísticos de renombre internacional que se completan con la interacción del público a través de su paso y con la evidencia de sus movimientos, en un fluir de experiencias que conforman el trabajo deseado de los artistas.

RANDOM INTERNATIONAL: PERCEPCIÓN Y EMOCIONES EN UN MUNDO MECÁNICO

Fundado en 2005 por los licenciados alemanes en arte, Hannes Koch y Florian Ortkrass, este estudio colaborativo propone una práctica experimental de arte contemporáneo. Al cuestionar los aspectos de identidad y autonomía en la era post-digital, el trabajo de este grupo de creativos invita a una participación activa a través de la exploración de la condición humana, en un mundo cada vez más mecanizado. Random International propone obras que, por medio de experiencias emocionales (pero físicamente intensas), crean prototipos de posibles entornos de comportamiento, mediante la experimentación de diferentes nociones de conciencia, percepción e instinto.

Aparte de los estudios que tienen en Londres y Berlín, el grupo artístico trabaja con grandes equipos de diversos talentos en otros puntos del mundo, para complementarse y explotar aún más disciplinas.
Su trabajo Zoological (2017), compuesto por unas pelotas de helio con cámaras y un algoritmo específico para sus movimientos, se trataba de esferas autónomas y voladoras que se movían colectivamente. De manera algorítmica, las esferas reaccionaban a su entorno y, a veces, a las personas dentro de él.

La pieza, explicaron los artistas, es una manifestación amplificada y física de nuestra experiencia vivida en un mundo cada vez más controlado por algoritmos. Este trabajo ha estado en exhibiciones en el museo Yuz de Shanghai, el MoMA de New York y hasta en la Bienal de Arte Contemporáneo de Moscú, entre otros sitios del mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de RANDOM INTERNATIONAL (@randominternational) el

Otra obra destacable de su propuesta es “Yo y el otro (para el Albert Embankment)” del año pasado. En cristal personalizado, marco, luces LED y un software de seguimiento de movimiento, los artistas alemanes y su equipo trabajaron en esta instalación permanente en el número 30 de Albert Embankment, en Londres. Self and Other (para Albert Embankment) -como se llama originalmente en inglés- es el último trabajo de Random International, en el que exploran la representación y la percepción de la auto-imagen al aire libre, junto a artistas del Reino Unido.

La escultura traduce la forma humana reflejada en puntos de luz construidos a través de láminas de vidrio espaciadas uniformemente, y pueden presentar imágenes tanto literales como abstractas, según el ángulo de visión. Aunque la imagen iluminada y reflejada tiene una información reducida, puede retener detalles visuales sutiles, que pueden desarrollar la capacidad humana de reconocernos a nosotros mismos. A medida que el espectador se mueve, su reflejo iluminado -por momentos- puede seguir con un ligero retraso. La obra experimenta con ideas de identidad y percepción, invitando a interacciones físicas inesperadas y explorando los rasgos de la cognición.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de RANDOM INTERNATIONAL (@randominternational) el

UVA: UN COLECTIVO A LA ORDEN DEL ARTE PERCEPTIVO

UVA (United Visual Artists) es un colectivo fundado en Londres en el año 2003 por el artista británico Matt Clark. El equipo de UVA propone una integración entre las nuevas tecnologías con los medios tradicionales como la pintura, la escultura y la instalación específica del sitio.

UVA explora los marcos culturales y los fenómenos naturales que dan forma a nuestra cognición, creando instrumentos que manipulan nuestra percepción y exponen la relatividad de nuestras experiencias, basándose en fuentes que van desde la filosofía antigua, hasta la ciencia teórica. Entonces, en lugar de ser objetos materiales, las obras de UVA se entienden como eventos en el tiempo, en los que se despliega el rendimiento de la luz, el sonido y el movimiento. Y las obras de este colectivo se ubican de forma pública e intencionada, en ciudades como Toronto, Dubai, Filadelfia y Londres.

Una de sus obras más representativas y comprometidas es Beholder, una investigación del equipo sobre la percepción del tiempo y la relatividad de nuestras experiencias. Este trabajo se centra en la maravilla de los fenómenos cotidianos vistos a través de perspectivas autistas, invitándonos a re-evaluar nuestra percepción de lo que es la belleza. Esta pieza surge de la cercanía que Matt Clark con la patología del autismo: “Mi hijo Oliver es autista; nunca ha podido comunicarse con palabras, y ve el mundo de una manera muy diferente a la de una persona neurotípica”. El artista, entonces, utilizó la Realidad Virtual y, en colaboración con artistas autistas, recreó los aspectos fascinantes de la percepción neurodivergente que tienen las personas con esta capacidad diferente. La obra Beholder tuvo un gran éxito y estuvo en exhibición en el Museo V&A y en la galería Birmingham Open Media, ambos en Londres.

VÉRTIGO: ARTE LIGERO A GRAN ESCALA

“Creamos arte ligero a gran escala y experiencias visuales para eventos culturales”. Así se define el colectivo dinamarqués de artistas compuesto por Frederik Hilmer Svanholm, Vibeke Bertelsen y Mikkel Meyer. Este trío es reconocido por su forma de utilizar las nuevas tecnologías, para crear instalaciones inmersivas con luz y sonido. Sus estructuras, construidas a menudo en espacios al aire libre y en entornos urbanos, funcionan como piezas de arte de luz y sonido, pensadas específicamente para el sitio donde se colocan. Su calidad arquitectónica, además, transforma y mejora los espacios, dándoles un nuevo significado.

Otra de las facetas de este grupo es su capacidad para trabajar la escenografía digital: crean paisajes para obras de teatro o shows de música, que se integran a proyecciones de video y luces de LED. Según explica este grupo de artistas, el factor común para todas sus instalaciones es el deseo de crear experiencias unificadas en luz y sonido que transformen el espacio físico y sumerjan al público en formas únicas, a través del movimiento, el ritmo y las texturas.

Uno de sus trabajos más notables fue la instalación La Ola (The Wave), que fue exhibida en la playa de Ofelia en Copenhague, en Londres, Liverpool y más recientemente, en Atenas. Esta instalación interactiva consta de 40 compuertas triangulares brillantes y con sonido que responden al movimiento de los visitantes de forma visual y musical, invitándolos a forman parte de la co-creación de la experiencia artística, mientras transitan sus 80 metros de largo.

La Ola es una experiencia de dos piezas: una, su forma física, que consiste en su característica escultórica de las 40 puertas triangulares de 3.6 metros de alto, que permite a los visitantes pasear por la instalación. La segunda parte son sus sensores, altavoces y 10 metros de tira de LED controlados en píxeles, que le dan muchas posibilidades para crear contenido único e irrepetible, que puede reaccionar al movimiento de los visitantes.+

LIBERTAD DE MOVIMIENTO CON LAS NUEVAS P.O.D. SYSTEM

Lanzado a mediados del año pasado en Argentina, este calzado de adidas Originals volvió con una entrega renovada, bajo la premisa Innate confidence and confort of the P.O.D. System wearer (‘La confianza innata y la comodidad de quien lleva P.O.D. System’) que captura la fluidez y la libertad de movimiento, con el fin de explorar la esencia de quienes se identifican y llevan la silueta. Resultan el calzado ideal para vivir a pleno la interacción con las obras de los creadores artísticos de hoy.

A su vez, la silueta continúa manteniendo su esencia: inspirada en la memoria colectiva de adidas y la generación de los noventa, está compuesto por tres elementos en su suela que lo hacen único.

En su talón, cuenta con la tecnología Boost que se renueva con un elemento podular que permite sentir el confort del Boost en la parte más importe de la pisada. En el medio, mientras tanto, la zapatilla destaca su estabilidad y flexibilidad, a través de la tecnología Torsion System con el puente Point Of Deflection que favorece el movimiento natural del pie. Por último, esta novedosa suela se compone de una comodidad única en la punta, con un antepié de Eva High Rebound, para que la amortiguación sea suave y receptiva.+

#PODSystem
adidas.com/PODSystem 

¿Te gustó la nota? Dejanos tu comentario.

comentarios

Send this to a friend